Les niega Pemex apoyos a Boca del Río, aseguran pescadores

Edicion Impresa

EPIGMENIO FIDEL BAUTISTA

SALINA CRUZ.-

Ejidatarios y pescadores de Boca del Río que salieron afectados por la fu­ga de hidrocarburo de la refinería “An­tonio Dovalí Jaime”, se quejaron que la empresa Pemex les negó toda la ayuda para revertir los efectos de la contami­nación y menos les ha resuelto la ruta de evacuación para la población.

El agente municipal Marco Antonio Martínez, quien gestiona la ruta de eva­cuación, informó que los habitantes de Boca del Río con Ismael Blanco, de Pro­tección Civil de la refinería, no han llega­do a un acuerdo satisfactorio.

Dijo que los directivos no les han da­do la cara, están negando el hecho, sabe que emitieron un comunicado de pren­sa, en donde anunciaron que no hubo afectaciones, que los habitantes de Boca del Río están mintiendo.

Es así que hasta esta fecha no han podido entablar el diálogo a través del Municipio de Salina Cruz, esperan que el Ayuntamiento los atraigan a la plática para tomar algún acuerdo, pero no tie­nen ninguna fecha para reunirse.

Lo que pudieron hacer es informar a la autoridad municipal a quien se le solicitó cite a los funcionarios para que se pueda dar la plática y se llegue algún acuerdo, porque tampoco Petróleos Mexicanos les ha cumplido los acuerdos que se tomaron por el mismo motivo de la contaminación en el 2017.

Es así que los sigue engañando Pe­mex, hace un año tomaron acuerdos con el encargado de desarrollo social, pero no hay respuestas hasta la fecha, ya pasó un año, sin ninguna acción de la empresa.

Firmaron otro acuerdo con la em­presa sobre la construcción de una ru­ta de evacuación para la población, el directivo que firmó el acuerdo se vio imposibilitado de cumplir, expresó que existe una dependencia para cada caso.

En este se trata de que aporte asfal­to para la ruta de evacuación, es mucha la tramitología, se lleva varios meses hasta un año para que suministren el material, todo mediante un proyec­to elaborado sobre lo que se pretende construir.