Con las lluvias, campesinos preparan sus tierras para siembra

Edicion Impresa

FLORENTINO BOHÓRQUEZ JARQUÍN

TEHUANTEPEC.-

Con la temporada de lluvias que ha iniciado en la región del Istmo, los cam­pesinos se preparan para llevar a cabo sus siembras de maíz, ajonjolí y sorgo, así lo manifestó el ingeniero agrónomo Alejandro Zamora Orozco.

Señaló que con estas lluvias están dadas las condiciones para que el sec­tor agrícola y pecuario, se despegue un poco la esperanza de que cambien los fenómenos de la sequía que ha pagado duro en la región.

En unos diez o doce días, los suelos van a estar listos para poder iniciar los preparativos tanto para rastreo como de siembra, y la fecha óptima es la pri­mera quincena o segunda de julio, que después entrará la canícula que este año no sea muy duradera y ayude bas­tante con la humedad que ya están re­cibiendo los suelos.

La producción de maíz, ajonjolí y sorgo será buena, sin embargo Zamora Orozco reconoce que hay una disminu­ción en la superficie, porque el campo ha estado olvidado en los últimos años, la inversión no se le da a los producto­res, la financiera rural, organismo que proporciona el crédito, al final les dice que no cumplieron con los requisitos y no autorizan nada.

Dijo que la supervivencia en el cam­po es complicada, porque la inversión de los productores son propias de sus recursos, por ello este ciclo primavera-verano 2018-2019, ojalá que las aper­turas de la banca de crédito se den en todos los niveles que ayudaría a activar un poco al campo, a lo mejor no todo, pero sí una parte que puedan cumplir los requisitos los productores y lo pue­dan aprovechar.

Asimismo, aseguró que ellos siem­bran siempre el maíz zapalote como organización del grupo de producto­res de maíz, frijol y sorgo guiche, tienen una producción importante y cuen­tan con la semilla básica para que este próximo ciclo puedan promoverla con los productores, una semilla adap­tada a la provincia costera del Istmo, ayudaría aumen­tar los rendimien­tos en los predios de los producto­res, ya que ha ido disminuyendo la producción de­bido a la cruza de maíces que vie­nen de fuera.

El zapalote es la semilla única existente que dio origen a las de­más cruzas que hoy se tienen y que los produc­tores lo puedan aprovechar y mantener su nivel de producción.