Istmeños continuarán enviando ayuda humanitaria a Guatemala

Edicion Impresa

El gobierno de Guatemala limita la entrega de la ayuda humanitaria a zonas específicas.

 

JUCHITÁN.-

José Nieto

“Vamos a continuar enviando ayuda humanitaria a los hermanos de Guatemala afectados por la erupción del volcán de fuego, por lo que, estamos preparando un segundo envió de aproximadamente quince toneladas de víveres”.

Eduardo Vázquez Peralta, director general la fundación “Vida Alternativa”, explicó que, el pasado 5 de junio partió de la ciudad de Tehuantepec una caravana de médicos y técnicos en urgencias médicas (TUMS), quienes llevaron consigo dos toneladas de víveres, medicamentos y equipo médico.

Explicó que, el recorrido que hicieron para poder llegar a la zona del desastre y las penurias que pasaron para lograr entregar la ayuda humanitaria fueron demasiadas, aunadas a las restricciones impuestas por el gobierno guatemalteco, quien no permitió el paso a varias zonas afectadas.

“Estamos tratando que esta ayuda llegue a manos de la sociedad civil afectada, y es necesario que, Gobierno Guatemalteco proporcione el salvoconducto a las organizaciones civiles para que puedan llegar a esos lugares que fueron severamente afectados”.

Explicó que, en esta ocasión la ayuda humanitaria que será enviada estará siendo coordinada por Juana Estela Moran Ramírez, quien radica en Unión Hidalgo desde hace varios años, pero es de origen guatemalteco.

“La señora Juanita será la encargada de acompañar el embarque de aproximadamente 15 toneladas de vivieras que ha donado la gente de algunos pueblos del Istmo, esperemos que lleguen con bien”.

Al tiempo de invitar a los habitantes de los pueblos del Istmo, para que los apoyen con combustible y transporte, para llevar los comestibles y diversos artículos recolectados.

Mientras tanto, los representantes legales de la organización “Vida Alternativa” se coordinarán con el Consulado, con Amnistía Internacional y la Embajada, y centros oficiales para la captación de víveres, para tratar de que la gente les done pañales desechables, material de higiene, medicamentos, soluciones fisiológicas, equipos de venoclisis, muletas, sillas de rueda, ropa y alimentos no perecederos.

Vázquez Peralta comentó que la realidad es diferente a la que dan a conocer los medios oficiales de Guatemala, ya que en ese país murieron miles de personas, y hasta la fecha estas cifras de víctimas no han sido reconocidas por ese gobierno.

“Tan solo en el pueblo de Escuintla, en donde un letrero cita que, la población es de 2 mil 300 habitantes, entre los rescatados vivos y muertos no sumaban ni trecientos, por lo que nos preguntamos ¿Dónde están los otros 2 mil?”.

Al tiempo de lamentar que Guatemala esconda las cifras oficiales, ya que, la gente de los poblados afectados declaró sus tierras como “Camposanto”.