Edil cumple 72 horas retenido

Edicion Impresa

JOSÉ NIETO

SAN FRANCISCO DEL MAR.-

Habitantes de la agencia municipal Vergel del Maíz liberaron a su presiden­te municipal Froylán Gaspar Pedro, después de haberlo retenido junto con integrantes de su cabildo por 45 horas en protesta por el desvío de los recursos municipales.

Los inconformes demandan el cumplimiento de obras priorizadas en el 2017 y 2018 pero no concluidas o construidas, entre ellas el domo de esta comunidad, además del pago de los sa­larios de las autoridades auxiliares que se adeudan desde el año pasado.

Durante su estancia bajo el domo inconcluso del Vergel del Maíz, el pre­sidente municipal fue visitado por sus hermanos Gabriel y Rolando Gaspar Pedro, quienes constataron que se en­contraba en perfecto estado de salud y verificaron que estaba siendo alimen­tado y nunca fue maltratado.

Alrededor de las siete de la mañana del miércoles, el edil y sus acompañan­tes fueron liberados por los inconfor­mes de Vergel del Maíz pero habitantes de la comunidad del Rosario los esta­ban esperando para llevarlo retenido a su población en donde también tiene deudas.

El edil y sus acompañantes fueron informados que serían llevados a la agencia municipal del Rosario, por lo que fueron subidos a una camioneta llena de inconformes y custodiado por otra más.

Este jueves, el edil y sus acompa­ñantes suman 72 horas de estar reteni­dos por habitantes de agencias muni­cipales que exigen la aplicación de los recursos destinados para las participa­ciones, incluyendo el pago de los sala­rios de los cabildos de siete autoridades auxiliares.

Por su parte, la Policía Estatal Pre­ventiva se encuentra a la expectativa en el exterior del pueblo verificando de manera constante el estado físico de las autoridades retenidas.

Acuerdan no votar por el PRI

En asamblea general, los habi­tantes de la agencia municipal San Francisco del Mar Pueblo Viejo, de­terminaron no votar por los candi­datos emanados del Partido Revo­lucionario Institucional (PRI), como han sido obligados en años anterio­res por el cacique del pueblo, quien abusando de su poder ha expulsado a familias enteras y, ha prohibido a los pescadores realizar sus actividades en las playas de la comunidad.