Pepe Maldonado no tiene calidad moral para ser presidente

Edicion Impresa

JESÚS MÉNDEZ

SALINA CRUZ.-

José Luis Maldonado Pineda no tie­ne calidad moral para ser presidente de Salina Cruz, no es más que un inva­sor de predios protegido por Rosa Ni­dia Villalobos, afirmó ante diferentes medios de comunicación, Luis Fran­cisco Tapia Rueda.

El denunciante con carpetas en las manos, demostró que en el expediente 486/2000 del Tribunal Agrario de San Juan Bautista Tuxtepec, el predio de tres hectáreas ubicado a un costado de la agencia automotriz Ford en Salina Cruz, es propiedad de Luis Francisco Tapia, “y no de José Luis Maldonado Tapia, ni de José Luis Maldonado Pi­neda, como hace creer Maldonado. “El predio es mío como consta en el certi­ficado parcelario número 123953”, de­mostró Luis Francisco.

Molesto “Huicho” lamentó que des­de el 2014 por segunda ocasión “no se pudo cumplir la ley para desalojarlos, esa vez Rosa Nidia Villalobos, quien ahora lo apoya para que sea presiden­te, lo protegió y evitó el desalojo al pedir que los policías estatales se retiraran. Esa vez fuimos agredidos con palos y piedras. Mucha gente maleante fue pa­gada por José Luis Maldonado”.

Francisco Tapia afirma que “José Luis Maldonado es quien paga a los que mantienen el predio en su poder. Él suelta dinero a cambio de protec­ción, regaló una hectárea y media a los que mantienen el predio bajo su poder. Él en la otra mitad tiene su taller y ma­quinaria. La gente de Salina Cruz sabe perfectamente que José Luis Maldona­do Pineda es un invasor y ambicioso, ahora quiere ser presidente. Si tiene moral que no defienda a los invasores y que saque su maquinaria de mi pre­dio”, retó Luis Francisco.

La gente debe saber que José Luis Maldonado es apoyado por Rosa Ni­dia, imagínense a Rosa Nidia gober­nando otra vez. Pepe no tiene calidad moral para pedir el voto. Debe dejar que recupere mi terreno. Él es quien está al pendiente de todo y paga aboga­dos y maleantes para defender el pre­dio que mantienen invadido”.

El denunciante exige a las autorida­des que cumplan con la ley y otorguen la protección para que las autoridades agrarias y federales desalojen el predio.

A pesar de la protección que recibe Maldonado, Luis asegura que, “confío en las instituciones, espero recuperar lo que es mío. En el centro hace poco desalojaron a unos invasores. Tengo confianza en que las autoridades per­mitan el desalojo”.