Desmiente al gobernador Secretario de Seguridad afirma que existen al menos 30 “focos rojos” en proceso electoral

Edicion Impresa

ALFREDO ACEVEDO PETRIZ

SALINA CRUZ.-

El secretario de seguridad pública en el estado, José Raymundo Tuñón Jáuregui, desmiente al gobernador Alejandro Murat y afirma que existen al menos 30 municipios considerados como “focos rojos” para la próxima elección del 1 de julio.

Hace apenas unos días, el goberna­dor de Oaxaca, Alejandro Murat, infor­mó que de los 570 municipios no exis­te alguno que ponga en riesgo la jorna­da electoral del 1 de julio.

Sin embargo, durante la entrega de patrullas para reforzar la seguridad pú­blica en Salina Cruz, el secretario ad­mitió públicamente que hay entre “25 y 30 municipios que pudieran presen­tar alguna clase de eventualidad el día de las elecciones”. Al pedirle nombres de los municipios, no quiso darlos ex­cusando que “lo táctico siempre lo re­servamos”.

Tuñón Jáuregui afirmó, sin aludir quiénes, que desde “febrero-marzo es­tamos sentándonos, planeando, gene­rando escenarios para atender cualquier eventualidad el día de las elecciones”.

Edgar Arias, vocal ejecutivo del INE en Oaxaca, informó en la capital del esta­do que por el momento no existen focos rojos, excepto en San Dionisio del Mar, donde a la fecha no existen garantías para que se celebren los comicios. La solución, dijo, será la instalación de casillas especia­les en municipios cercanos.

Respecto a la ola de ejecuciones al estilo de los cárteles, el secretario de Seguridad Pública, contradijo por se­gunda ocasión, respecto al tema, al gobernador Alejandro Murat, ya que mientras el gobernador luego de la ola imparable de ejecuciones, sobre todo en el mes de mayo, admitió con insti­tuciones federales que en Oaxaca hay presencia del crimen organizado, el Se­cretario de Seguridad niega en Oaxaca la presencia de grupos de la delincuen­cia organizada. “Lo hemos declarado como grupo de coordinación Oaxaca, que no tenemos la presencia de cárte­les operando, estimamos o tenemos que son grupos locales que toman el nombre, la franquicia, la firma, como quieran llamarle, de grupos o cárteles organizados. Los estamos enfrentan­do, tratando de minimizar en sus ope­raciones”, concluyó.