Trabajadores sindicalizados denuncian hostigamiento de directivos y líderes del Centro de Salud Urbano

Edicion Impresa

EPIGMENIO FIDEL BAUTISTA

SALINA CRUZ.-

Trabajadores del Centro de Salud Urbano denunciaron hostigamiento laboral por parte de la delegación sin­dical y el director de la unidad médica, esto a partir de que concluyera la movi­lización de trabajadores que inició el 16 de enero y concluyera el 19 de febrero.

Acusan que la representante sindi­cal favorece a sus amigos y conocidos, ya que de igual modo es representante del escalafón de la gremial en Juchitán, por lo que utiliza esas atribuciones pa­ra incurrir en nepotismo.

Irma Gallegos, trabajadora de base desde 1992, indicó que es reiterado el hostigamiento a su persona, toda vez que su categoría de afanadora desde hace 18 años no la ejerce porque los SSO contrataron a Lavatap para reali­zar esa labor y le asignaron funciones distintas a su especialidad, como el ma­nejo de fichas, archivo clínico y fotoco­piador.

Sin embargo desde que se reanuda­ron las actividades el 19 de febrero ha sido constantemente coaccionada pa­ra reubicarla a otras áreas sin consen­sar los riesgos humanos y psicológicos que pudieran infringirle a su persona.

Con 26 años de servicios prestados para esa institución, declaró que tanto la representante sindical como el di­rector de la unidad se han confabulado para hostigarla a ella exclusivamente.

Notificó que hay más personas en esa misma condición y que tienen ca­tegorías distintas a las funciones que realizan, sólo a ella le han reiterado la necesidad de cambiarla de área.