Muere conductor de tráiler tras volcadura

Edicion Impresa

JESÚS MÉNDEZ

TEHUANTEPEC.-

Una persona del sexo mascu­lino murió el día ayer tras chocar frontalmente, en el accidente se vieron involucrados dos vehículos de motor, los cuales circulaban so­bre la carretera federal en el kilóme­tro 179+000-180+000, del tramo Oa­xaca-Tehuantepec antes de llegar a la comunidad de La Reforma.

Según datos de las Autoridades Ministeriales el accidente se sus­citó en la mañana del jueves a las 11:00 horas, cuando una camione­ta particular tipo Estaquitas de co­lor blanco, con un logo pegado en la puerta de la empresa AGROO, número económico U-02 y un trái­ler de plataforma de color rojo, con número económico TH-16 carga­do de sacos de cementos.

Según curiosos, el accidente se originó cuando el tráiler al ir pa­sando una curva cerrada perdió el control, cabe agregar que el con­ductor manejaba a exceso de velo­cidad, invadiendo el carril contra­rio, volcándose, colisionando de manera frontal contra la camione­ta tipo Estaquita, quedando rega­dos en la cinta asfáltica los bultos de cementos.

Tras el choque, el conductor del tráiler falleció en el acto, esta persona respondía al alias de “El Chéché” y en cuanto al chofer de la camioneta afortunadamente salvo la vida de milagro.

El fallecimiento fue confirma­do por socorristas que llegaron al lugar, así como diferentes cuerpos de rescate, quienes después de ser llamados por automovilistas que presenciaron el percance median­te el número de emergencias.

Uniformados al llegar al lugar de la tragedia de inmediato proce­dieron a acordonar el área, mien­tras que automovilistas y munici­pales apoyaron a los socorristas, quienes rescataron al chofer de la camioneta quien presentaba le­siones leves que no ponía en peli­gro su vida.

Al lugar también acudieron elementos de la Policía Federal y agentes del Ministerio Público, quienes comenzaron a realizar las diligencias correspondientes y dar fe de lo ocurrido para deslindar responsabilidades.

Posteriormente se realizó el le­vantamiento del cadáver para la necropsia de ley y luego el cuerpo sería entregado a los familiares pa­ra que le den sepultura de acuerdo a sus creencias y costumbres.