Empresa constructora incumple a damnificados por el terremoto

Edicion Impresa

Por lo menos siete familias han sido presuntamente defraudadas en Asunción Ixtaltepec por la empresa constructora FADH.

 

ASUNCIÓN IXTALTEPEC.-

José Nieto

La empresa Constructores Fundación de Asistencia y Dignificación Humana (FADH), S. de R.L. de C.V. Agencia Productora de vivienda Certificada, con oficinas representativas en la ciudad de Juchitán, presuntamente ha defraudado a un poco más de media docena de familias afectadas por el terremoto del pasado 7 de septiembre del 2017 de esta población.

Jorge Juan Da Silveira Pérez con domicilio en la carretera Canal 33 número 34, esquina con 5 de Mayo de la tercera sección de esta población, explicó que, firmó un convenio con los representantes legales de la empresa Constructores FADH, quienes iniciaron la construcción de su vivienda en el mes de noviembre.

En dicho contrato la empresa cita que, está legalmente constituida, por lo que, tiene la capacidad jurídica y económica suficiente, así como personal técnico son excelente capacitación y ampliamente experimentado para llevar a cabo este trabajo.

Por lo que, en el mismo contrato, el ahora denunciante, comprobó ser beneficiado del Programa Emergente de Reconstrucción y Rehabilitación de Vivienda que impulso el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

Por lo que, les hizo entrega de las dos tarjetas que recibió a través de Bansefi por la cantidad de 120 mil pesos, a los cuales se sumaron 60 mil pesos más que solicitó como préstamo a la Sociedad Hipotecaria Federal

La Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), Sociedad Nacional de Crédito es una de las principales instituciones de la banca de desarrollo perteneciente al sistema bancario mexicano, en consecuencia, del Gobierno de la República.

El objetivo de esta institución es la promoción del desarrollo en el mercado de crédito a la vivienda y de las capacidades productiva y tecnológica del sector vivienda, haciendo énfasis en la vivienda de interés social y las ubicadas en zonas y comunidades indígenas.

Al ser un banco de segundo piso, la sociedad no atiende directamente al público y opera a través de intermediarios financieros, tales como bancos y sociedades financieras de objeto limitado.

Como una excepción a la regla y debido a las afectaciones generadas por el terremoto de 8.2 grados y los sismos subsecuentes, la Sociedad Hipotecaria Federal otorgó créditos para la construcción o remodelación de viviendas a través de empresas constructoras debidamente certificadas.

En diversas entrevistas realizadas por el Diario SUR a Josué Rodríguez, Subdirector de intermediarios financieros no bancarios de la SHF, afirmó que, las empresas constructoras son certificadas previo a estrictos procesos de evaluación.

Además, deberán de depositar una fianza que protegerá a los propietarios de las viviendas de cualquier irregularidad que sea detectada posterior a la entrega de la misma.

La empresa Constructores FADH fue avalada por la misma SHF, por lo que, el ahora afectado recibió el crédito por 60 mil pesos, que sumados a los 120 mil pesos del Fonden, se permitió el inició de la construcción de la vivienda, la cual fue catalogada como “Muestra”.

“Los representantes legales de la empresa, me informaron que, por ser la primera en ser construida iba a ser la muestra, para que otras familias de la población se animaran a firmar los contratos”.

El denunciante explicó que, según lo establecido en el contrato, su vivienda debía de ser entregada en los primeros días del mes de marzo, pero, la obra fue suspendida en el mes de enero pasado, desconociendo el motivo.

Explicó que, se ha presentado en diversas ocasiones en las oficinas de la constructora, pero, solamente le dan evasivas, además de haber presentado una queja ante la (SHF), quienes tampoco le han resuelto el problema.

“Las veces que he ido a la oficina de la constructora, he visto que varias personas de Juchitán y San Dionisio del Mar, están en la misma situación, en Ixtaltepec, hay por lo menos siete familias afectadas”.

Mientras que, en la obra inconclusa varios vultos de cemento se echan a perder, las varillas se oxidan, y su familia pernocta bajo laminas y lonas, ante el temor de la proximidad de la temporada de lluvias.