Trasladan a 136 policías de Texmelucan a penal

Edicion Impresa

AGENCIAS

PUEBLA.-

La Secretaría de Seguridad Públi­ca de Puebla (SSP) informó que un to­tal de 136 uniformados que formaban parte de la Policía Municipal de San Martín Texmelucan de los 186 elemen­tos asegurados en un operativo la ma­ñana del martes fueron trasladados al Centro de Readaptación Social de Te­pexi de Rodríguez.

De acuerdo con la información de la dependencia, será en dicho centro de reclusión donde se continuarán las investigaciones sobre los elementos que fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) acusados de cohecho.

En este caso el secretario o comisa­rio, y sus mandos que presuntamente cobraban a los elementos entre 3 mil y 5 mil pesos para evitar las pruebas de control de confianza, y el resto por usurpación de funciones al carecer de licencias y permisos para ejercer la función policial.

El traslado de los elementos se rea­lizó la mañana de este viernes, lo que ameritó un fuerte operativo en los alre­dedores de las instalaciones de la FGE a donde fueron llevados para declarar.

Las vialidades fueron bloqueadas para subir a los detenidos a camiones de la Secretaría de Seguridad Pública.

Es necesario mencionar que 22 de los elementos iniciaron el trámite de amparo porque acusan que fueron torturados e incomunicados.

Los familiares exigen la liberación y e ayer jueves se concentraron frente a la Fiscalía General del Estado.

Responsabilizan al alcalde Rafael Núñez de las irregularidades, pues fir­mó documentos para que ellos ejercie­ran como policías.

Desmantelan Policía Municipal en San Martín Texmelucan

La mañana de este miércoles, el go­bierno del estado de Puebla tomó con­trol de la seguridad pública del muni­cipio San Martín Texmelucan

Cabe destacar que en el interior de la Dirección General de Seguridad Pública fueron encontrados dos vehí­culos: una camioneta tipo van cargada con dos contenedores con diésel y una pick up con impactos de arma de fue­go, las cuales no fueron reportadas a las autoridades competentes.

El presidente municipal, Rafael Núñez, dijo que no mete las manos al fuego por nadie y que cada uno “asu­mirá la responsabilidad de sus actos”, afirmó.