Sigue el robo de motocicletas

Edicion Impresa

 LOS ASALTANTES AMENAZAN a las víctimas con armas de fuego

ROBERTO GALINDO

JUCHITÁN.-

En dos días al menos tres motoci­cletas ha sido robadas, el modo de ope­rar de estos delincuentes es a bordo de una motocicleta o de un mototaxi, amagan a su víctima con un arma de fuego y lo obligan a entregar la unidad de motor que conducen.

Una motocicleta semiautomática fue robada, dicho atraco fue denun­ciado ante el Ministerio Público de esta ciudad, el robo se llevó en una de las ca­lles principales de la colonia Centro.

Los delincuentes a bordo de una mo­tocicleta interceptaron el afectado, quien se desplazaba sobre la calle 2 de Abril y al llegar a la esquina con la avenida Aldama fue amagado con una pistola.

Al agraviado le pidieron que se baja­rá de la unidad que esté conducía, de lo contrario accionarían el arma de fuego que estos portaban, por lo que el afecta­do se vio en la necesidad de entregar el vehículo en el cual se transportaba.

El atraco según la víctima ocurrió el día martes y al día siguiente una moto­cicleta tipo deportiva fue robada, aho­ra los hechos ocurrieron en la colonia Mártires 31 de julio.

Los delincuentes viajaban a bordo de un mototaxi, llegaron al afectado quitándole la motocicleta que en esos momentos conducía.

A punta de pistola la motocicleta deportiva fue llevada con rumbo a la carretera federal del tramo Juchitán-La Ventosa y posteriormente doblar un sobre el periférico del tramo Juchitán- Playa Vicente.

El robo sigue en aumento, horas más tardes un afectado reportó al ser­vicio de emergencias y a elementos de la Policía Municipal el robo de su vehí­culo de motor de dos llantas.

Los hechos fueron ahora en la co­lonia Gustavo Pineda de la Cruz, lugar donde se trasladaron los elementos de la Policía Municipal, quienes ya no encontraron al afectado y vecinos co­mentaron que momentos antes una persona había sido despojado de su motocicleta.

La tranquilidad se ve interrumpida en esta ciudad, los robo de motocicletas parece retomar otra vez fuerza, mientras que elementos policiacos siguen sin po­der detener a esos delincuentes quienes regresaron a las andadas.