El puerto de Salina Cruz y su historia contemporánea

Edicion Impresa

EPIGMENIO FIDEL BAUTISTA

SALINA CRUZ.-

Se cumplieron muchísimos años en que el puerto de Salina Cruz, tu­viera alumbrado público en el primer cuadro de la ciudad, dijo don Germán Vázquez Santiago, jubilado del Astille­ro de Marina número 20.

Fue la Avenida Manuel Ávila Ca­macho y la calle Mazatlán, la primera en contar con luz mercurial, propia de aquella época de oro, añadió.

Argumentó que corría el año de 1968, cuando un grupo de personas altruistas denominado Grupo de la Amistad Aries 67; que en ese tiempo era presidido por Javier Petrikowski Celaya, quien gestionara ante el Asti­llero de Marina y de las propias auto­ridades para el alumbrado público de aquel 1968, afirmó.

Don Germán Vázquez Santiago, con 80 años de edad, ex trabajador del Dique Seco hoy conocido como Asti­llero de Marina número 20, dijo que aquella obra del alumbrado público estuvo a cargo del señor Carlos Turru­biates y un albañil joven de aquel tiem­po de nombre Vázquez Santiago.

Mencionó que han pasado mu­chas décadas de aquel gran logro para el puerto de las Maravillas, hoy se dis­fruta de un alumbrado público acep­table.

Dijo que aquella época nadie se imaginó que la ciudad de Salina Cruz crecería a pasos agigantados por la lle­gada de la refinería que desplazó a la pesquería del camarón.

“Los que integramos en un tiem­po el Grupo de la Amistad Aries 67 y que hoy en día somos personas de la tercera edad, cumplimos con nuestro querido Salina Cruz, a pesar de que no nací en este bello puerto lo quiero mucho, ya que aquí nacieron mis hi­jos”, manifestó don Germán Vázquez Santiago.