Tiene muerte cerebral, testigo del asesinato de Na’ Tere

Edicion Impresa

 AUNQUE NO HAY pistas del o los asesinos, las investigaciones continúan

AGENCIAS

JUCHITÁN.-

 

El único sobreviviente del atentado donde murió Na’ Tere, líder de la colo­nia 28 de Enero, no hablará nunca más, los médicos indicaron que está conec­tado a un aparato y eso es lo único que hace funcionar a su corazón, esta per­sona presenta muerte cerebral.

Las graves lesiones que recibió aquella noche le provocaron la expo­sición y pérdida de parte de la masa encefálica; por tanto Luis L., origina­rio de Ejutla de Crespo sufrió daños irreversibles.

Más datos del crimen

María Teresa y Andrés Ciayo reci­bieron, según los datos de la misma Policía el tiro de gracia con un arma de calibre 9 mm.

Aunque no hay pistas del o los ase­sinos, las investigaciones continúan para resolver los sangrientos hechos. De nuevo Juchitán es la ciudad del Ist­mo con mayor tasa de muertes violen­tas.