Niños con discapacidad en el olvido gubernamental

Edicion Impresa

  • A pesar de ello, hasta la fecha ni una sola autoridad ha tenido la amabilidad de acercarse para preguntar por lo menos si están bien, por ello, aun cuando son un sector altamente vulnerable, están marginados.
  • Asociación de niños con Capacidades Diferentes convoca a la colecta anual de juguetes para festejar a sus agremiados el próximo lunes 30 de abril

 

Juchitán

José Nieto.

 

A pocos días de cumplirse ocho meses del fatídico terremoto del 7 de septiembre del 2017, los niños con Capacidades Diferentes continúan ignorados por las autoridades de los tres niveles de gobierno, ya que, hasta la fecha no han recibido un solo apoyo institucional.

Noel Martínez López, presidente de la Asociación de personas con capacidades diferentes “Marchando Sobre Ruedas”, que arropa a 80 familias de escasos recursos con hijos que presentan algún tipo de discapacidad, explicó que, la mayoría de sus agremiados fueron afectados terriblemente por el terremoto.

“Nadie se acercó para ofrecernos por lo menos ayuda psicológica para los niños, la mayoría de ellos necesitan una silla de ruedas o algún tipo de ayuda para moverse, durante el terremoto nadie pudo salir de sus casas, aun cuando varias de ellas colapsaron, vivimos de milagro”.

Explicó que una persona que se dice “Normal”, logro salir corriendo de sus viviendas en el momento fatídico del terremoto, pero ellos, están impedidos, por lo que era necesario el apoyo de las instancias de gobierno para minimizar estos daños, pero hasta la fecha están olvidados.

“Durante la contingencia recibimos apoyos de la ciudadanía, inclusive las paisanas que viven en Carolina del Norte nos enviaron ayuda monetaria, pañales, lonas, alimentos, y muchas cosas más, pero ni el gobierno del estado ni la federación nos han obsequiado su presencia”.

Explicó que, los padres de familia no están esperanzados en la ayuda gubernamental, es por ello que, se pusieron a trabajar para mantener a sus hijos, entre ellos, destacan los comerciantes ambulantes, alfareros, cocineras, las señoras que bordan trajes regionales, aquellas que lavan ropa ajena, albañiles, peones entro otros.

Hasta la fecha, varias familias que perdieron sus viviendas aun duermen bajo lonas, en aquellos lugares en donde algún día existieron paredes y techos que los protegió de la inclemencia del tiempo, pero, en estos momentos están preocupados por la llegada de la temporada de lluvias.

Aun con el paso del tiempo, para las personas con algún tipo de discapacidad le es difícil deambular por las calles de la ciudad, ya que los conductores de los taxis, mototaxis y vehículos particulares no conciencia del problema con el que tienen que vivir, y han llegado al grado de agredirlos verbalmente cuando les estorba sus sillas de rueda.

El entrevistado relató que, la falta de cultura vial se reflejó en días pasados cuando el conductor de un mototaxi agredió verbal y físicamente a uno de sus compañeros, por la simple razón de estorbarle el paso, por lo que fue necesaria la intervención de los vecinos de la zona para evitar que la situación se agravará.

“Días después del terremoto, era imposible andar en las calles de la ciudad, y hasta la fecha prevalece esta situación, ya que aún hay montones de escombros, arena, graba, blocs, o cualquier tipo de material de construcción que, para una persona normal es fácil sortear, pero para nosotros es un problema”.

Por ello con el propósito de dibujar una sonrisa en el rostro de los niños con Capacidades Diferentes, la Asociación “Marchando Sobre Ruedas” convoca a la ciudadanía en general, a participar en la colecta anual de dulces, juguetes, refrescos, o cualquier tipo de donación que les puedan hacer llegar.

Los productos donados serán repartidos entre los niños en general que asistan al evento se llevará a cabo el próximo lunes 30 de abril en la avenida Juárez en el terreno ubicado a un costado de lo que fueran las oficinas administrativas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).