Gobierno no está articulado para enfrentar la delincuencia: CNDH

Edicion Impresa

AGENCIAS

CIUDAD DE MÉXICO.-

El presidente de la Comisión Na­cional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez advirtió que, si la violencia e inseguridad que afecta al país no se detiene, se corre el riesgo de que niños y adolescentes sean coop­tados por el crimen organizado.

Señaló que esta situación se agrava debido a la falta de acciones bien arti­culadas entre los tres niveles de gobier­no para combatir la delincuencia.

“Lo que debemos hacer es frenar ese clima de violencia e inseguridad, porque sí tenemos un riesgo. Si no hay empleo, si no hay educación, si los jó­venes no tienen espacios recreativos, el crimen puede cooptarlos. Es lamenta­ble. Cada vez está más presente la vio­lencia y la inseguridad”, señaló el Om­budsman nacional”.

En entrevista, adelantó que la CN­DH ya trabaja en el caso de los jóvenes tlaxcaltecas que presuntamente, ha­brían desaparecido en Oaxaca.

“Estamos ocupándonos también de los jóvenes de Tlaxcala que no se sabe qué pasó con ellos en Oaxaca. Es­tamos hablando otra vez de jóvenes que están en su derecho de estudiar o recrearse y, no obstante, están enfren­tando circunstancias adversas porque los tres niveles de gobierno no están su­ficientemente articulados para enfren­tar a la delincuencia”, señaló.

González Pérez habló luego de la presentación del Estudio sobre el Im­pacto y Cumplimiento de las Reco­mendaciones Generales, Informes Especiales y Pronunciamientos de la CNDH, donde se sumó al exhorto de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nas­hieli Ramírez para que se reconsidere la decisión de haber cambiado de estatus al Sistema Nacional de Protección Inte­gral de niños, niñas y adolescentes.

Esto porque luego de tener un nivel de subsecretaría, quedó en la categoría de una dirección, con lo que se dismi­nuye significativamente su capacidad de operación.

Cabe señalar que, en la presenta­ción del Informe se analizaron 133 re­comendaciones hechas por la CNDH a todos los niveles de gobierno, de los cuales solo el 53 por ciento fueron aten­didas, en su mayoría por el Gobierno Federal.