Molinos de viento

Edicion Impresa

Por Teófilo Galán Pineda

La competencia política

El tema político está candente en todo el país. Después del debate entre los partidos políticos ya se puede ver una férrea competencia entre los candidatos que aspiran a la presidencia de la República. En Oaxaca, los partidos políticos han puesto como candidatos a aquellos que consideran que van a ganar los votos, pero a estas alturas nada es seguro para nadie, porque si un candidato no tiene talento y carece de talante, está perdido.

Van a ganar los que oferten trabajo, paz, social, apoyo a la inversión, mejores leyes para castigar la impunidad y acabar con la inseguridad. Oaxaca es un pueblo pluriétnico, pluricultural, pero los Oaxaqueños llevan una vida pobre. Eso es porque la riqueza está en manos de unos cuantos, por eso la demanda de justicia social también es un tema relevante.

Pero Oaxaca es un estado rico, posee mares, producción agrícola, ganadería. En el subsuelo cuenta con minas de carbón mineral, oro, petróleo, bosques. Posee una inmensa riqueza, pero la falta de recursos frescos impide la exploración de tales recursos para su aprovechamiento.

Por eso los partidos políticos tendrán que hacer un esfuerzo enorme para inaugurar el nuevo discurso político que reclaman los pueblos, al margen de señalamientos, acusaciones, de nimiedades.

A estas alturas tiene que convocarse a la unidad, el respeto a los valores debe ser la premisa. Desgraciadamente algunos partidos políticos están lejos de esta visión que requiere ahora el país. Solo quieren ganar el poder para vivir a expensas de el.

En el caso de Juchitán, la tragedia se impone. Las consecuencias del terremoto han dividido a los sectores y la gente desconfía de la clase política. Juchitán quedó en ruinas y necesita de un buen dirigente, un presidente municipal honesto, respetado, que le dé continuidad a los programas del gobierno actual que a inicios de la administración ha encabezado Gloria Sánchez López, quien se precia de ser una líder con una enorme energía para involucrar a la gente en la tarea de la reconstrucción del pueblo juchiteco.

Si las futuras autoridades se escogen bien, estas tendrán el día de mañana una mayor posibilidad de sacar al municipio adelante. Pero tendrá que ser alguien que tenga la capacidad de atraer inversiones, apoyar las empresas que buscan invertir en el desarrollo productivo de la zona. Alguien que continué convocando los sectores a cerrar filas en contra de la violencia, de la inseguridad y del atraso que generan las malas prácticas de quienes sobreviven gracias al chantaje y la presión.

Será necesario darle certidumbre a la sociedad juchiteca para restaurar su tejido social, de lo contrario hasta lo que se tiene alcanzado hasta este momento se irá a la basura. La presente administración ha peleado para la sociedad y en ningún momento para ciertos sectores sociales y políticos particulares.

Si algo le debe preocupar a los partidos políticos es el rumbo que tomarán las votaciones durante el proceso electoral de este año. Un pueblo burlado por un gobierno que reformó leyes para entregar la riqueza del país en manos de unos cuantos, no va a votar de buenas a primeras por los candidatos de ese gobierno y por el partido de donde provienen; máxime si estos fueron impuestos por la cúpula y no tienen propuestas para la gente.

No ganarán esos candidatos porque nadie los conoce y sus nexos tienen cola que les pisen. Triunfarán aquellos hombres y mujeres que han dado la cara por el pueblo, como los candidatos de MORENA, cuyos hombres y mujeres han levantado la voz para exigir durante la etapa que se vive, mayor justicia social y atención a las demandas de una sociedad ávida de justicia.

En esta campaña política vemos a varios candidatos caminar por las calles polvorientas en busca del sufragio que les permita llegar al poder. Pero la sociedad que ya conoce a los protagonistas no se dejará sorprender una vez más. La gente quiere candidatos de carne y hueso, hombres y mujeres que se pongan sobre la brecha y luchen por mejores condiciones de vida de los que menos tienen.

Durante los últimos meses en Juchitán se han observado algunas acciones políticas de destacados personajes, pero la inercia de los acontecimientos permite la sobre vivencia solamente de aquellos que no han cambiado su forma de pensar, de hablar y de actuar. Ese es el papel de las autoridades municipales, que si bien es cierto enfrentan casi a diario un sinfín de señalamientos sin razón alguno, porque han tocado los intereses de muchos, avanzan gobernando para todos, para que la reconstrucción avance.

¿Quién desconoce que la voz de las autoridades, sus movilizaciones, las medidas de presión, mítines y hasta plantones frente a las oficinas federales en la ciudad de México, permitieron que poco a poco, lo que se exigía en los papeles ahora se está cumpliendo en los hechos?

Para nadie es un secreto lo de las escuelas, se trabaja en esa tarea, para reconstruir aulas y tener al cien las instituciones educativas, el mercado se reconstruye, el hospital general Macedonio Benítez Fuentes, la Casa de la Cultura y las bibliotecas públicas, los drenajes colapsados, el tema de las totoperas, el caso de San Francisco del Mar y del puente vehicular cheguigo, son en este momento las premisas de la reconstrucción, los asuntos que, aunque complejos, están avanzando porque hubo una líder que dio la cara para exigir al gobierno federal y estatal respuestas claras, y esa mujer es Gloria Sánchez López.