TRIBUNA ELECTORAL

Edicion Impresa

Los méritos de los que serán los próximos legisladores y alcaldes

Unión Hidalgo, tan cerca de Juchitán y tan lejos de Dios

Una aparente calma cubre el ambiente político, pero es de esa calma que presagia tormenta. Gruesos nubarrones como fantasmas van copando, sin prisa, el ambiente que ya en pocos días hará ebullición y entonces sí, agárrense porque habrá de chile y de manteca, como en el mercado. Pero por todos es sabido que esa calma solamente cubre y esconde los golpes bajos y los arreglos que se van dando para llegar al arranque de las campañas lo mejor posicionado posible. Llama la atención la apretada de tuercas que hace días le dieran al niño-candidato del PRI en RanchuGubiña; los asesores del Papá desde la ciudad de Oaxaca le enviaron indicaciones, para que mínimamente se comporte como lo que ellos insisten en volverlo,           un candidato con el perfil necesario para competir en las próximas elecciones municipales.

Una empresa muy difícil de lograr, puesto que no han logrado que mínimamente cierre los labios cuando se presenta en algún evento, menos que aparente ser una persona culta o con educación, porque dicen quienes lo conocen que a la escuela no pasó ni de noche, porque prácticamente nunca fue, así que ya se imaginan los gubiñas la calidad del candidato que la mafia del PRI estatal eligieron para la competencia electoral que se avecina.

El que no se duerme en sus laureles es precisamente el papá del niño-candidato, porque sigue mandando a traer a punta de amenazas a todos aquellos que una vez necesitaron de $u apoyo y ya se les mandó a avisar que van a votar por su chiquilin o simplemente ya no habrá de lo mi$mo otra vez.

Desde el primero hasta el último trabajador del municipio tiene la encomienda de llevarle votos a la causa; so pena de ser separados de la chamba y de no recibir paga alguna. Mención especial merecen los que  el ing. Valencia agregó a la nómina del tesorero y que andan haciendo una talacha con la cara escondida y cargando la vergüenza de que por dos pesos le tienen que besar la mano a su peor enemigo. Dignidad?  Con eso no se come; con los dos pesos que dá el tesorero al menos se mitiga la sed. “que siembren su maíz y se traguen su pinol”.

El que de plano no da una; bueno de hecho nunca ha dado una buen, solamente lástima está ya en la historia como un títere, es el actual presidente Wilson. Todo mundo recuerda su triste papel posterior al terremoto y ahora ya como candidato nuevamente no sabe qué hacer, abandonado por Ulises Escobar anda dando tumbos y palos de ciego, pero eso sí, muy bien asesorado por unos personajes de la población que tienen colmillos más retorcidos que un tigre dientes de sable, y más que asesores parecen los dueños de la correa que trae al cuello y así lo pasean.

Suspira y ve como la consulta eólica se le está escapando de las manos y con ella todos los negocios que pudieran hacer con tanto dinero que dicen pagarán los eólicos, ya habían hecho cuentas de toda la grava, arena y otros materiales que su negocio proveería a las empresas que trabajarían en dicho desarrollo, y casi casi se le olvidaba que es candidato, pero como el primero en saber que nadie lo quiere y en su casa menos es él, entonces le anda jugando al tío lolo para ver que saca, será la lengua, porque ya se carga un puerquesito de muchos kilos.

Lo mejor que podría hacer es hacerle un favor a sí mismo y recoger sus chivas y ahuecar las alas al panteón de los olvidados. Su lugar en la historia del pueblo nadie le hará competencia, esperemos no llegue otra lacra igual, si no pobre de los gubiñas, tan cerca de Juchitán, lejos de Dios y teniendo como presidente a Wilson y de tesorero a Ulises. Aquellas sus calles tan magníficamente trazadas, hoy son simples fantasmas llenos de escombros, arena, tierra y polvo. Merecen mejor suerte, pero del cielo no caerá, hay que abrir los ojos y votar por gente capaz y preparada. Ya vieron a este actual, lástima de profesión, no sabe ni expresarse. Ay mundo cruel!

 

Y parece ser que la política o los partidos políticos, a la hora de decidir a sus candidatos pareciera que buscan a los peores, salvo raras y buenas excepciones. Candidatos o candidatas que no levantan el vuelo ni poniéndoles gas; maquillándoles todo, agregándoles virtudes que nunca han tenido y menos conocieron. Personajes que han hecho de su vida un soberano despapaye, sin negarles el derecho de hacer de su vida lo que quieran, pero cuando buscan un puesto de elección popular, cuando buscan representar a un sector del pueblo, cuando quieren ser ejemplos a imitar, o se sienten con el derecho de encabezar el desarrollo de los pueblos, entonces sí hay que exigirles que mínimamente sean dignos para la causa que persiguen, que representar al pueblo, que ser presidente o Diputada, no solamente el gozar de la preferencia de un partido o de quienes ponen o designan candidatos o candidatas en los partidos, hay que tener un perfil de comportamiento, social, político, ético, profesional, etc. digno de quienes podría representar.

Y la verdad muchos de los que pronto veremos pasear, les faltan muchos méritos para ser dignos representantes, un botón de muestra lo tenemos en la persona de la Lic Aurelia Benitez, candidata a la diputación federal en el VII distrito. Creo que quienes conocen su trayectoria y su actuar tendrán su mejor oportunidad en las urnas para pasarle la factura y elegir a gente que en verdad le dé prestigio a la Cámara y nó a quienes han hecho de su vida un verdadero caos y les ha valido un soberano cacahuate la sociedad, pero hoy que buscan su hueso en la diputación, ahora sí quieren ser ejemplo y encabezar las mejores causas para el desarrollo de los pueblos de esta sufrida y a cada ratos sacudida región istmeña. El pueblo sabe y ya viene el primero de julio para consumar el cobro de todas las facturas pendientes…Hasta la próxima.