Fiscal cuestiona al Tribunal Superior de Justicia por libertad de médico

Edicion Impresa

RUBÉN VASCONCELOS MÉNDEZ afirma que “no puede haber grupos ni personas exentas de la justicia”

OAXACA.-

 

El Fiscal General de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, cuestionó la de­cisión del Tribunal Superior de Justicia al otorgar la libertad del médico Luis Alberto Pérez Méndez, porque “la ley se tiene que aplicar firmemente, sin com­placencias, sin distingos ni privilegios, no puede haber grupos ni personas exentas de la justicia”.

El fiscal, a través de un video, insis­tió en que los delitos se deben investi­gar sin sujeciones políticas ni sociales externas, porque en el caso del niño Ed­ward Luna Trujillo, presentaron datos de prueba suficientes que hicieron que dos jueces distintos declararan la pro­bable responsabilidad del imputado en la comisión del delito.

Para reafirmar su dicho, dijo que “los datos de prueba son de diversa ín­dole, testimonios, videos, documentos y dictámenes de peritos y especialistas de distintas materias como del Institu­to de Servicios Periciales, la Comisión Estatal de Arbitraje Médico y la Procu­raduría General de la República”.

Luego que el médico salió del Penal de Ixcotel a las 20:20 horas de este jue­ves 12 de abril al reclasificarse el delito de homicidio doloso por culposo, en un mensaje video grabado, el fiscal da su posicionamiento sobre el caso que ha polarizado a la ciudadanía y ha genera­do una serie de protestas, marchas y un paro de 24 horas en las instituciones de salud.

A su vez, el imputado Luis Alberto Pérez Méndez, calificó de “indignante” que el estado de Oaxaca haya marcado la pauta a nivel nacional para criminali­zar al gremio médico al considerar co­mo un acto doloso un hecho cuando lo que hacemos es salvar vidas”.

Aclaró en conferencia de prensa que “en este momento fui yo el que su­fre esta situación, sin embargo, cual­quier medico puede pasar lo mismo que yo pasé, nuestra profesión no actuó con dolo, es indignante que nuestro es­tado marque esta pauta a nivel nacio­nal”, puntualizó al tiempo que agrade­ció el apoyo de su familia, la federación mexicana de colegios de traumatología y el gremio médico.

Respecto a la familia del menor, dijo: “Entendemos el dolor de la fami­lia. En mi caso espero que la familia encuentre un consuelo y resignación. Creemos que en este caso la justicia de­be sobresalir y hacer mención de que no estamos pidiendo impunidad, al contrario, que se haga (justicia) confor­me a Derecho”.

Por lo pronto, en el Hospital Civil “Aurelio Valdivieso”, del ISSSTE y Espe­cialidades realizaron un paro al colocar lonas con la leyenda “apoyo incondi­cional al doctor traumatólogo pediatra Luis Alberto Pérez Méndez.

En tanto que en Pinotepa Nacional trabajadores del Sector Salud realiza­ron una marcha en apoyo al doctor y a la doctora Gabriela Cruz López con la leyenda de “No a la criminalización del acto médico”, “los médicos no actua­mos con dolo”, “Si tocan a uno, nos to­can a todos. Todos somos Luis Alberto”.

El 26 de noviembre de 2017, el niño Edward de tres años de edad ingresó al hospital a consecuencia de una caída, razón por la que fue intervenido qui­rúrgicamente en un hospital particular de la Ciudad de Oaxaca, sin embargo, a causa de la presunta negligencia médi­ca perdió la vida.

Y el pasado dos de abril, la Fisca­lía General del Estado ejecutó la orden de aprehensión librada por el Juez de Control de Valles Centrales, dentro de la causa penal 88/2018, en contra del doctor Luis Alberto Pérez Méndez co­mo uno de los probables responsables de la comisión del delito de homicidio con la agravante de responsabilidad médica, en agravio del niño Edward Lu­na Trujillo.

El Fiscal abundó que el 3 abril, otro juez distinto, vinculo al imputado por tratarse de un homicidio con dolo y “hoy, en la resolución de recurso de apelación contra el acto judicial de vin­culación a proceso, los magistrados de la sexta sala penal del Tribunal Supe­rior de Justicia han decidido reponer el procedimiento y por tanto han otorga­do libertad al médico procesado.

Luego de aclarar que es respetuoso de la decisión de los magistrados y de la importante labor que realizan los mé­dicos del país, consideró que tienen ele­mentos suficientes para asegurar que fue un homicidio doloso.

Y enumeró: El niño llegó al hospi­tal con una fractura de codo izquierdo y horas después salió muerto; la ope­ración quirúrgica que se le practicó no era urgente; la operación se llevó a cabo en menos de 5 horas después de la in­gesta de alimentos, lo cual se corrobora con la necropsia y los estudios de pato­logía; y no se tuvieron los cuidados ne­cesarios para la aplicación de la aneste­sia.

Además, “la causa de la muerte no fue una reacción alérgica o anafilácti­ca a algún medicamento fue una asfi­xia por bronco aspiración; no se docu­mentó en el expediente el suministro de ciertos medicamentos como la li­docaína, es decir se administró pero los médicos omitieron documentarlo en el expediente; tenemos videos que hacen suponer que se produjo la manipula­ción del expediente clínico para modi­ficar lo sucedido, es más los médicos llamaron a personas externas para que colaboraran en dicho acto”.

Y finalmente, la operación termino alrededor de las 12 de la noche y has­ta las 7 de la mañana el niño fue tras­ladado a otro hospital con unidad de cuidados intensivos, es decir, más de 7 horas después de terminada la opera­ción. Durante ese lapso de tiempo no se le dio atención adecuada al niño y en el hospital al que se le traslado se le dio atención médica por reanimación porque ya habían tenido paros cardia­cos declarándose a las 8 de la mañana su muerte”.

Vasconcelos Méndez dijo que “an­te las manifestaciones, comentarios y descalificaciones de los últimos días, la fiscalía reitera su compromiso con la aplicación de la ley y el respeto a los principios y reglas del estado de dere­cho.

“La ley se tiene que aplicar firme­mente sin complacencias, sin distingos ni privilegios, no puede haber grupos ni personas exentas de la justicia. No pue­de interpretarse la investigación de una denuncia como un acto de criminali­zación o afectación de una profesión”, añadió.

“En Oaxaca estamos com­prometidos por construir una procuración de justicia impar­cial, autónoma, objetiva y res­petuosa de de­rechos huma­nos. Es lo que los mexicanos nece­sitamos, institu­ciones en procu­ración de justi­cia que integran investigaciones sólidas, que in­vestiguen con efi­ciencia los delitos sin sujeciones po­líticas ni sociales externas”, pun­tualizó.