Después de cuatro días damnificados levantan plantón en la Ciudad de México

Edicion Impresa

EN PRÓXIMOS DÍAS sostendrán un diálogo en una mesa de trabajo con el gobierno federal y los contactos con dependencias federales

FLORENTINO BOHÓRQUEZ

TEHUANTEPEC.-

 

La Red de Damnificados por el Sis­mo y Mujeres en Resistencia que se en­contraban en plantón en las oficinas del Alto Comisionado de la ONU, des­pués de cuatro días decidieron levan­tarse, así lo informó Maricela Barriga, de Mujeres en Resistencia.

Manifestó que levantaron el plan­tón y la huelga de hambre que habían iniciado frente a las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en la ciu­dad de México.

Ahí demandaban la violación a sus derechos humanos, violación a los pue­blos indígenas, por la forma discrimi­natoria y la exclusión al trato que le dan los tres niveles de gobierno a los dam­nificados que a siete meses cientos de viviendas aún están sin una respuesta.

Hay muchos temas pendientes en cuestión de damnificados y demandan que el Alto Comisionado sea su interlo­cución con las dependencias y los go­biernos encargados que está viendo a la reconstrucción como son Bansefi y Sedatu.

Asimismo señaló que estuvieron en la Cámara de Diputados una comisión de mujeres representando los munici­pios del Istmo con el diputado federal Fernando Rubio, presidente de la Cá­mara de la Reconstrucción de Damnifi­cados en los diferentes estados.

Se acordó que se dará seguimiento por parte de los diputados para hacer visible la problemática la cual llevará años levantar, pero es necesario que las autoridades se hagan cargo y dar so­lución, que con el segundo censo que cerró la declaratoria, hubo cientos de viviendas que quedaron pendientes, familias que permanecen viviendo con familiares, otras en los patios de sus ca­sas a la intemperie.

En próximos días sostendrán un diálogo en una mesa de trabajo con el gobierno federal y los contactos con de­pendencias federales, que permitieron avanzar en la solución de sus exigen­cias, a pesar de la cerrazón y amenazas de la Secretaría de Gobernación.

Agradeció de corazón la solidari­dad recibida de parte de la población y dijo que “ahora somos parte de ustedes en esta lucha contra todas las formas de discriminación hasta que México cambie”.