Choque por alcance

Edicion Impresa

JESÚS MÉNDEZ

SALINA CRUZ.-

Un auto compacto tipo Tsuru del Sitio 21 de Marzo terminó con daños materiales al ser impactado por una camioneta particular cuando circu­laban sobre carretera Transístmica, precisamente en donde se ubican los semáforos a la altura de plaza La Sevi­llana.

Según los uniformados, se recibió un llamado de auxilio al 911, donde au­tomovilistas que circulaban por el lu­gar reportaron que sobre la dirección antes mencionada se encontraba un taxi que fue impactado en su parte tra­sera por una camioneta, lo cual estaba ocasionando un congestionamiento vial.

Dicho reporte causó una moviliza­ción de la Policía Municipal, quienes en cuestión de minutos hicieron acto de presencia debido a que se encontra­ban cerca de la zona donde ocurrió el percance.

Posteriormente elementos de Via­lidad también se desplazaron al lugar para atender dicho reporte, quienes al arribar encontraron que efectivamen­te ahí se hallaba el auto compacto Nis­san tipo Tsuru, del Sitio 21 de Marzo con número económico 379, que era conducido por José Alberto Pérez Or­tiz, con domicilio en la calle Miramar de la colonia Vicente Guerrero y el cho­fer de la camioneta de nombre Juan Antonio Barroso, con domicilio en la calle Nicolás Bravo de la colonia Hidal­go Oriente.

En el interior del taxi viajaban va­rias personas, ya que el automóvil de alquiler realizaba el servicio de colecti­vo con rumbo a Tehuantepec. Afortu­nadamente en este choque por alcan­ce no se presentaron personas lesiona­das, por lo no fue necesario el llamado de los paramédicos de la Cruz Roja.

La autoridad de Vialidad invitó a los involucrados a mover sus unidades de motor metros más adelante, por lo que sus conductores se estacionaron a orilla de la carretera donde procedió a requerir de sus respectivas documen­taciones para así llevar a cabo el deslin­de de responsabilidades.

Posteriormente las autoridades invitaron a los choferes a ponerse de acuerdo sobre quien se haría cargo de pagar los daños ocasionados, de lo contrario las unidades serían traslada­das al corralón correspondiente para el deslinde de responsabilidades