Grupo Olram abandona a obreros en Cadereyta

Edicion Impresa

ALFREDO ACEVEDO PETRIZ

SALINA CRUZ.-

Un grupo de especialistas y obreros demandaron a Víctor Olmos, del Gru­po Olram, por falta de pagos, incumpli­miento de contrato y por abandonarlos a su suerte en Cadereyta, Nuevo León.

Los obreros fueron contratados en Salina Cruz, Minatitlán y Coatzacoal­cos, para laborar en la preparación de la Planta Catalítica II en la refinería “Héctor R. Lara Rojas”, en Cadereyta. La promesa de pago semanal fue de 4050 y 5800 más 1400 de viáticos.

En total 15 hombres fueron engan­chados por Víctor Olmos, empresario salinacrucense que no tiene buena reputación en las refinerías del país, donde lo han señalado por maltrato y obtener contratos presuntamente por complicidad con directivos de Pemex.

“Desde el 23 de marzo, Víctor Ol­mos dejó de pagarnos aún así segui­mos trabajando, el 2 de abril Víctor or­denó a los vigilantes de la refinería no dejarnos entrar”, denunció Juan Carlos Ávila, bombero de Salina Cruz.

Desde el 2 de abril Víctor Olmos se ha negado a pagar la “semana de fondo, la semana trabajada y los viáticos. Sólo le pedimos lo que ya trabajamos. Es in­justo que no pague a sus trabajadores. Nos trajo y nos abandonó”.

Los trabajadores afirman que “Víc­tor Olmos no tiene perdón de Dios, es­tuvimos varios días sin comer. Nuestras familias están sufriendo, los dejamos para venir a trabajar, no hemos manda­do dinero porque no nos quieren pagar. Somos los jefes de familia, tenemos hi­jos. Queremos que nos pague”, deman­dan los trabajadores.

Los especialistas demandaron en Ciudad Laboral en Monterrey, Nuevo León, a Víctor Olmos del Grupo Olram. En la primera audiencia no se presentó. La cita será el próximo 18 de abril, para ratificar la demanda e iniciar el proceso.

Juan Carlos Ávila asegura que la ac­ción de Víctor Olmos debe ser sancio­nada. “Se aprovecha de la gente porque no hay trabajo, abusa de la necesidad. Nuestras familias tenían la esperanza de estar bien, por eso como trabajado­res salimos a buscar el trabajo lejos de casa”.

Los obreros han recibido apoyo de abogados para iniciar la demanda. Tam­bién para volver a su lugar de origen.

Esperan que las autoridades del tra­bajo apliquen la ley y resuelvan a favor de los demandantes, de lo contrario ini­ciarán una huelga de hambre