Inauditable el uso del dinero en fectivo en campañas: INE

Edicion Impresa

Es en la fase final de las campañas cuando los partidos y candidatos entregan la mayor parte de la información sobre el uso del financiamiento

 

CDMX.-

Roberto José Pacheco

El Consejero del Instituto Nacional Electoral Marco Antonio Baños, afirmó que el INE tiene facultades para dar seguimiento a los recursos que se utilizan en los procesos electorales, que se movilizan a través de la banca; sin embargo, el circulante en efectivo no es un dinero que se pueda fiscalizar.

“Independientemente de que sean partidos o por la vía independiente, deben tener cuentas bancarias sujetas a una revisión especifica por parte del Instituto Nacional Electoral, pero ocurre que la otra parte, la del circulante en efectivo, que se sabe por muchos estudios que circula en las campañas, no es un dinero que pueda ser revisado por las autoridades electoral, nosotros respondemos por la parte del dinero que en efectivo se recibe en las campañas electorales, y que insisto tiene un flujo específico comprobable a través de los sistemas bancarizados”, señaló.

Al participar en un foro sobre “Financiamiento Electoral” organizado en la Cámara de Diputados, el consejero Baños Martínez, llamó a los legisladores a hacer los cambios necesarios para homogeneizar los topes de campaña en elecciones a nivel federal y local.

Tras rechazar que la fiscalización del INE sea “timorata”, como señalaron especialistas invitadas al foro, aclaró que, si las investigaciones sobre uso irregular de recursos en campañas tardan años, es porque las instancias involucradas no entregan oportunamente los elementos requeridos.

Como ejemplo, refirió las indagatorias sobre el financiamiento presuntamente irregular en la campaña presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2012, que habría contratado a una empresa sin registro denominada Asismex, a través de la que se dispersaron los pagos a los representantes del tricolor, a través de tarjetas.

Respecto al gasto en redes sociales en esta elección, subrayó que es donde más intensamente está fluyendo la propaganda electoral, y por ello, se está auditando el dinero que se paga a plataformas como Facebook para colocar propaganda que tentativamente podría llegar a un universo de aproximadamente 80 millones de usuarios.

Afirmó que, en ese caso, se están auditando los contratos específicos para saber cuánto les ha costado a los candidatos y sus partidos subir propaganda a esa red, y cuánto se están acercando a los topes de campaña.

Indicó que generalmente, es en la fase final de las campañas cuando los partidos y candidatos entregan la mayor parte de la información sobre el uso del financiamiento, insumo indispensable para que el órgano electoral avance en la fiscalización.