Durante la temporada de 2018 reporta Conafor más de 7 mil incendios forestales en la entidad

Edicion Impresa

SE INSTALA EL Subcomité de Incendios Forestales del Istmo con el propósito de atender estos siniestros, principalmente en la zona de los Chimalapas

JOSÉ LUIS LÓPEZ

JUCHITÁN.-

Representantes de diversas de­pendencias gubernamentales se reu­nieron en Juchitán para conformar el Subcomité de Atención a Incendios Forestales, ya que en esta temporada el siniestro de las zonas boscosas es muy frecuente.

Oscar Mejía Gómez, gerente opera­tivo de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en el estado de Oaxaca, indi­có que en lo va de la temporada se tiene un aproximado de 7 mil 100 hectáreas afectadas por incendios desde el enero a la fecha, siendo la región de la Costa la más afectada, seguido de la Sierra Sur y la Mixteca oaxaqueña.

Informó que uno de los factores que provocan los incendios son la quema que realizan los productores agrícolas y ganaderos, que hacen un mal uso del fuego, ya que frecuentemente se sale de control, además se tiene el registro que los conflictos territoriales entre comu­nidades también provoca este tipo de incendios.

Ante todo esto, el día de hoy las de­pendencias gubernamentales se pre­paran para poder atender los incendios que se vayan a presentar en esta tem­porada, principalmente en la zona de Los Chimalapas.

“Esta reunión está enmarcada en un acuerdo del Comité Estatal de In­cendios Forestales, que se constituye en todos los años para poder justa­mente la temporada crítica de incen­dios forestales en el estado de Oaxaca, en su última sesión se acordó reactivar dos subcomités, el subcomité para la región del Istmo y para la región de la Costa, es el motivo de esta reunión, es básicamente para podernos coordinar en materia de prevención y combate de incendios, para la temporada que ya estamos en curso, queda, viene lo más crítico que es abril y parte de mayo”.

Destacó que la Conafor cuenta con diversas brigadas que recorren las zonas vulnerables y durante los operativos pa­ra sofocar los incendios, participa el per­sonal de la Secretaría de la Defensa Na­cional (Sedena), las dependencias fede­rales y estatales, así como los pobladores de las comunidades aledañas.