Edificios dañados por el terremoto representan peligro para la ciudadanía

Edicion Impresa

Juchitán

José Nieto.

Este sábado se cumplen siete meses del fatídico terremoto de 8.2 grados que afecto diversos municipios de la región del Istmo, y hasta la fecha existen diversos inmuebles públicos y privados que aún están en pie, pero que representan un peligro para la integridad física de las personas que deambulan en la zona en la que se encuentran.

El pasado jueves, personal de la Dirección de Vialidad del Ayuntamiento Municipal de esta ciudad, solicito el apoyo de la Coordinación de Protección Civil, ya que, una pared que formara parte del edificio que albergó la sucursal de Casa Mazatlán ubicada en la esquina que conforman la avenida Efraín R. Gómez y la calle 5 de Septiembre representa un peligro para los transeúntes.

Al arribar el personal de Protección Civil Municipal al lugar, se vieron en la necesidad de demoler la parte de un techado de teja que aún permanecía sobre la pared citada, y que representaba un peligro para la sociedad.

José Antonio Marín, titular de Protección Civil Municipal, explicó que, buscaran un diálogo con el propietario del inmueble, para que, de inmediato tome cartas en el asunto y proceda a demoler las paredes que aún quedan en pie, ya que gran parte del mismo, colapso durante el terremoto.

Explicó que, una de las paredes que colinda con una zapatería, aun cuando presenta enromes grietas se encuentra estable, pero es insegura para las personas que caminan en la zona, por lo que procedieron a acordonar el área.

En las mismas condiciones se encuentra el Palacio Municipal y el edificio Símbolos Patrios, el cual según lo expresado por la entonces presidente municipal Gloria Sánchez López no puede ser demolido a solicitud del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) quien exige que sea restaurado.

En el caso del Edificio Símbolos Patrios, de manera gradual la enorme grieta ubicada a un costado del inmueble en donde estuvieran las oficinas de Correos se ha ido agrandado conforme se han registrado nuevas replicas, a pesar de ello, las comerciantes de flores, y de otros artículos laboran bajo su sombra.

De igual manera la iglesia del Señor de la Piedad ubicada en la esquina de la avenida Hidalgo y la calle 2 de Abril, a pesar de que se encuentra totalmente dañada, los mototaxistas se estacionan a un costado de la misma para ofrecer sus servicios, además de las comerciantes que expenden sus productos.

Mientras que, el edificio que albergó al hotel La Mansión a pesar de que está siendo demolido de manera parcial, representa un peligro para la ciudadanía y automovilistas que deambulan en la zona.