Ulises Ruiz compró candidaturas por 250 millones de pesos en el PRD

Edicion Impresa

EL DIRIGENTE ESTATAL del PRD Raymundo Carmona Laredo, acusó a Manuel Granados Covarrubias y a Miguel Ángel Mancera de haber vendido candidaturas al ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz

OAXACA.-

 

El dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ray­mundo Carmona Laredo, acusó al líder nacional del Sol Azteca, Manuel Grana­dos Covarrubias y al jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera de haber vendido candidatu­ras al senado y a diputaciones federales al ex gobernador priista Ulises Ruiz Or­tiz por 250 millones de pesos.

Ante esta situación, Carmona La­redo encabezó una protesta junto con otros 45 candidatos a presidentes mu­nicipales, cuatro a diputados locales y dos federales, en la dirigencia nacional para exigirle al Comité Ejecutivo Nacio­nal que respete la legalidad y no se en­trometa en la vida institucional de los estados.

Con lonas y la leyenda: “El PRD no se vende a Ulises Ruiz Ortiz”, “Ante la imposición, la movilización” y “Fuera manos de Ulises Ruiz en el PRD”, los inconformes acusaron de la venta de candidaturas a Manuel Granados, Héc­tor Bautista, Miguel Ángel Mancera y Héctor Serrano.

Carmona Laredo fue directo que “aquí se vio la mano del dinero” de Uli­ses Ruiz Ortiz para imponer a los ex priistas como candidatos al Senado de la República al ex colaborador de Enri­que Peña Nieto, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, como diputado plurinomi­nal a Manuel García Corpus y diputada Beatriz Rodríguez Casasnovas.

“Ulises Ruiz se pasea y nos ha echa­do en cara que ya pactó con Manuel Granados, Héctor Bautista y Miguel Ángel Mancera la entrega de las candi­daturas, que incluso ya les dio 250 mi­llones para que no hubiera problema, es por eso que venimos a exigir nues­tros derechos y que URO y su banda de malandrines saquen las manos del PRD Oaxaca”, aseguró.

Aclaró que “Beatriz Rodríguez ya se bajó de la candidatura porque tiene la nacionalidad española y mexicana; el otro caso sonado es la venta de la can­didatura de García Corpus que se bajó del senado para tomar la segunda po­sición que le tocaba a la corriente ADN para dejársela a Héctor Pablo, quien es­tá impugnado y va a tener que resolver el tribunal”.

Entonces, “lo que le venimos a de­cir de manera civilizada y partidaria es que respete la legalidad y no se entro­meta en la vida institucional de los es­tados, no venimos a pedir nada sino la voluntad del partido y que no asuma la imposición de candidatos”.