Emotivo homenaje al cantautor Cándido Zárate Regalado

Edicion Impresa

De su matrimonio con la señora Felicitas procreó a sus hijos Rubén, José, Abel, Paula Rosa, Miguel y Genaro.

 

UNIÓN HIDALGO.-

Dioscelina Trujillo Martínez

Con toda una vida de más de siete décadas de inspiración, el creador de la reconocida canción “Belecru” y ” Cruz del Cielo”, Cándido Zárate Regalado, recibió merecido homenaje a su trayectoria musical en el municipio de su residencia Unión Hidalgo.

En este evento, “Chedro”, como cariñosamente lo conocen, estuvo acompañado de sus familiares y amigos, quienes reconocieron su paso por el mundo musical, donde logró crear 76 canciones en su lengua madre, el Zapoteco.

El cantautor nacido en San Francisco Ixhuatán y avecindado, desde sus primeros años de vida, en la tierra de las mujeres bonitas, recordó que su acercamiento con la música la tuvo a través de su padre, don Miguel Zárate Mendoza, quien a los siente años de edad, le enseñó a tocar la guitarra, a partir de ahí, lo acompañaba a algunas tocadas, como serenatas y velorios, entre otros.

Fue hasta los 20 años de edad, cuando “Chedro” ya había contraído nupcias con la señora Feliciana Castillo Alonso, cuando compuso su primera melodía titulada “Mujer Sola” y ya adentrado en el mundo musical, Cándido cayó en las garras del alcohol, que puso en riesgo su vida y familia, pero fue la súplica de su madre, la señora Esiquia Regalado, y con la ayuda médica, lograron rescatarlo, y hoy ya lleva 38 años con una vida libre de alcohol.

Esta cercanía con su madre lo llevó a componer otro de sus éxitos “El día de las madres”, a partir de ahí compuso la mayoría de sus temas, todos en Zapoteco, hasta llevarlo a su máxima creación “Belecru”, convirtiéndose en su canción más reconocida, por qué fue grabada por su trío, después por el Trío Pensamiento y posteriormente por la internacional cantante Susana Harp.

“Shuncu Bolalari” es otra de sus canciones que ha logrado trascender en su carrera y que se ha ganado el cariño de sus paisanos y amigos, que siempre han recibido con mucho agrado y lo han apoyado a lo largo de su carrera musical.

Cándido Zárate es uno de los compositores con mayor mérito, ya que nunca asistió a la escuela, en la vida se desempeñó como campesino y ladrillero, oficios que los aprendió de su padre, de ahí que tenga un doble mérito, como el más grande de los creadores en su lengua materna del Zapoteco.

Para el también intérprete es primordial promover su lengua madre, de ahí que sus composiciones sean en Zapoteco y en cada una de sus melodías ha tratado de interpretar la belleza de las mujeres, el amor y todo lo que tiene que ver con la naturaleza y la vida en general.