Municipios istmeños no cuentan con ambulancias y personal capacitado para atender emergencias

Edicion Impresa

Juchitán

José Nieto.

 

La mayoría de municipios de la región del Istmo se encuentran en total desamparo ante la falta de ambulancias, equipo, y personal capacitado para atender las emergencias naturales y accidentes que se registren en sus territorios.

Lo que contradice el llamado que realizó el ejecutivo estatal al turismo nacional y extranjero para que visiten las tierras oaxaqueñas en la presente temporada vacacional de Semana Santa, quien en su discurso les garantizó una estancia segura.

38 de 41 municipios de la región del Istmo, no cuentan con el equipo y personal necesario para salvaguardar la vida de las personas que resulten afectadas por algún tipo de fenómeno perturbador natural o accidente provocado por el hombre.

Los únicos municipios que cuenta con estación de bomberos son Salina Cruz, Juchitán, y El Barrio de la Soledad, este último gracias a que en la comunidad de Lagunas tiene su sede la fábrica de cementos Cruz Azul, mientras que Santo Domingo Tehuantepec tiene el apoyo de las dos primeras localidades citadas.

En Matías Romero fue integrado el Patronato de Bomberos Voluntarios, quienes luego de diversas gestiones durante el sexenio de Gabino Cue Monteagudo como Gobernador del Estado lograron que, Petróleos Mexicanos (Pemex) les donara cinco millones de pesos y una ambulancia.

El recurso fue entregado a la Secretaria de Infraestructura (Sinfra), quien solamente aplicó dos millones y medio de pesos en la construcción de un edificio de Bomberos, el cual nunca fue terminado, pero, el cincuenta por ciento restante del donativo de Pemex fue desviado.

En el mes de julio del 2016, el entonces Secretario de Seguridad Pública del Estado Jorge Alberto Ruiz Martínez, por instrucciones del ejecutivo estatal, concentró la ambulancia que Pemex le donó a los Bomberos voluntarios de Matías Romero a la capital del estado.

La cual hasta la fecha se encuentra estacionada y abandonada en un predio ubicado frente a ciudad Administrativa en la capital del estado, y a pesar de las diversas gestiones y peticiones realizadas a la actual administración, se niegan a entregarla.

La indefensión en la que se encuentran los habitantes de los municipios de la zona norte del Istmo, generado por el desvió de los más de dos millones y medio de pesos, y la negativa del gobierno del estado de entregar la ambulancia, quedó en evidencia el pasado lunes 26 de marzo.

Cuando inició el incendio de la bodega de la empresa de abarrotes “Lety”, ubicada en la colonia Hidalgo Sur de Matías Romero, colindante con los terrenos de Santa María Petapa, el cual duró más de una semana debido a la falta de equipo para combatir el siniestro.

En su momento, el personal de Bomberos de la comunidad de Lagunas, hicieron acto de presencia quienes, de manera conjunta con los voluntarios de Matías Romero, y Protección Civil local, lograron controlar las llamas, mas no sofocarlas.

Debido a la falta de atención primaria por parte de socorristas capacitados y ambulancias equipadas, los accidentes automovilísticos registrados en la zona oriente del Istmo, en la carretera costera, o la federal 190 tramo Jalapa del Márquez-Oaxaca, han sido mortales para los lesionados.

El Sistema de Urgencias Médicas en México reconoce ocho fallas principales, las cuales son, Carencia de Coordinación Interinstitucional para la atención de urgencias; Deficiente red de radiocomunicación; Deficiente infraestructura; Unidades móviles y fijas con equipamiento deficiente; Falta de apego a la normatividad establecida; Ausencia de un programa de acreditación y certificación de prestadores de servicios de atención médica en unidades móviles; Deficiente coordinación de la prestación del servicio de ambulancias, la mayor de las veces con criterios unilaterales.

El Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA), establece cuatro tipos de ambulancias, la de traslado, urgencias básicas, urgencias avanzadas y cuidados intensivos, en donde se ordena el diferente equipo con el que deben de contar.

Pero, en los municipios de la región del Istmo, y de la entidad, el Gobierno del Estado solamente ha entregado camionetas habilitadas como ambulancias, las cuales solamente tienen una camilla, por lo que no se garantiza la integridad física de las personas que necesitan ser atendidas ante cualquier emergencia.