Empresas financieras defraudan a jubilados con altos intereses

Edicion Impresa

 LOS INTERESES RESULTAN tan altos que son difíciles de pagar

EPIGMENIO FIDEL BAUTISTA

SALINA CRUZ.-

 

Una plaga de empresas financieras que en 72 horas prestan dinero a jubi­lados, pensionados de Pemex, IMSSS e ISSSTE y los prospectos más acosados son los trabajadores petroleros, quie­nes se ven afectados ya que al último los intereses resultan tan altos que son difíciles de pagar.

Francisco Alquisiris Rodríguez, ju­bilado petrolero, quien cayó en las ga­rras de esas empresas financieras, se quejó que lo están dejando en la mise­ria, por los altos intereses que cobran este tipo de financieras.

El agraviado señaló que muchos de sus compañeros se encuentran en la misma condición que él, pues esas em­presas “fantasmas”, les está lacerando sus bolsillos, por lo que invitó a sus com­pañeros a no dejarse sorprender por esas financieras que se han asentado en la ciudad, trayendo la zozobra e incerti­dumbre entre la familia petrolera, pues les ofrecen un préstamo personal fácil de obtener, pero no reparan en los inte­reses tan altos que tienen que pagar.

Ante tanto acoso a los jubilados pe­troleros, Rosalino Morales Alavés, pre­sidente del Departamento de Jubila­dos, tomó la decisión que los promoto­res de esas empresas, estén lo más lejos de las instalaciones para que no sigan engatuzando a los jubilados.

Por lo que los jubilados petroleros apoyaron la decisión tomada por Ro­salino Morales Alavés, para que ningu­na de esos promotores se acerque a las instalaciones, quien detectó que desde la aparición de esas financieras empe­zó el viacrucis para muchas familias, quienes son víctimas de esas empresas que les cobran miles de pesos de intere­ses por el préstamo.

Afortunadamente la decisión drás­tica y las instrucciones a los guardias de seguridad son de no dejar que nin­gún promotor de esas financieras que se instalen cerca del edificio sindical de los jubilados.

Por lo que Rosalino Morales Alavés, ante los medios de comunicación ha ex­puesto a que no caigan en el engaño de esas empresas financieras, que te ofre­cen préstamos exprés, sin aval y en cor­to plazo, solo dañan la economía de los jubilados por ser muy altos los intereses