Usuarios del servicio de transporte público denuncian abusos de taxistas y mototaxistas

Edicion Impresa

Sin la autorización de SEVITRA incrementaron el costo de sus servicios.

JUCHITÁN.-

José Nieto

Con la llegada del periodo vacacional de Semana Santa, inició el abuso de algunos prestadores de servicios, entre ellos mototaxistas y taxistas, quienes sin autorización alguna de la Secretaría de Vialidad y Transporte (SEVITRA), incrementaron el precio del pasaje.

Clientes que la sucursal de Bodega Aurrera, denunciaron que, los taxistas de los diversos sitios de taxis que ofrecen sus servicios en el exterior de la empresa, sin aviso alguno les están cobrando $30.00 pesos para trasladarlos.

De igual manera fueron denunciados los mototaxistas, quienes a pesar de que no cuentan con la autorización de la SEVITRA para prestar el servicio de pasaje, abusan en el cobro de sus servicios, los cuales van de los 10 a los 20 pesos, aun cuando el tramo del traslado sea corto.

Al ser cuestionado por lo anterior, el Secretario General del Sitio San Vicente, explicó que, varios de los concesionarios de taxis han solicitado a sus directivos que gestionen el incremento del precio del pasaje, pero fue rechazado por los integrantes de las mesas directivas.

Argumentan que, debido a la competencia desleal que realizan los mototaxistas concesionados y piratas, al igual que el gran número de taxis irregulares que circulan en la ciudad no pueden incrementar el precio del pasaje, ya que de inmediato estarían perdiendo la preferencia de los pasajeros.

Los visitantes de igual manera denunciaron que, los mototaxistas legales y piratas, se niegan a respetar los señalamientos viales y los sentidos de las calles, por lo que se han registrado diversos accidentes.

Asimismo, los turistas y visitantes se han llevado la peor de las partes, ya que son obligados a cubrir los daños de los mototaxis bajo amenazas de ser golpeados o secuestrados.

Para evitar confrontaciones con los mototaxistas, el personal de Tránsito del Estado se niega a presentarse en los accidentes que involucre un vehículo de este servicio, ya que en diversas ocasiones han sido agredidos física y verbalmente.

Mientras que, la Policía Municipal solamente se concreta a invitar a las partes a solucionar el problema de manera “Amistosa”, en donde el propietario debe de pagar los daños ocasionados en el accidente que provocó el prestador de servicios.

La falta de respeto hacia la autoridad municipal y estatal, ha llegado al grado de que los mototaxistas han exigido con bloqueos carreteros y acciones violentas la liberación de unidades y conductores detenidos por haber provocado algún accidente o estar involucrado en un delito.

Como lo sucedido en días pasados, en donde mototaxistas del grupo MIR, ingresaron de manera violenta a las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en donde se confrontaron con los policías municipales de guardia y rescataron un mototaxi detenido, no sin antes haber bloqueado la carretera federal 190 por más de una hora.