Listo el panteón Miércoles Santo para recibir a visitantes

Edicion Impresa

Tan solo faltan unas horas para que las familias de Cheguigo, Novena Sección, colonia Rodrigo Carrasco, colonia 19 de Mayo, entre otras más, quienes tienen seres queridos sepultados en este panteón se concentren en el panteón Miércoles Santo.

Continuando con la implementación de servicios el Ayuntamiento juchiteco se ha preparado para que los visitantes cuenten con lo necesario

Juchitán.-

Decenas de trabajadores del ayuntamiento juchiteco organizados en tres brigadas emprendieron desde la mañana de ayer lunes,  un importante “tequio” para  complementar las tareas de limpieza y remoción de escombros que a consecuencia de los sismos se encontraban en algunos pasillos del panteón Miércoles Santo.

Así lo informó el director de Panteones Delfino Morales Felipe quien asumió la responsabilidad de coordinar estas actividades con diversas áreas del ayuntamiento y que como instancia referida ha venido realizando trabajos de limpieza en los dos panteones de la ciudad para tenerlos en óptimas condiciones a la hora de recibir a los visitantes.

“La intención es que los pasillos y otros espacios queden despejados y sobre todo transitables para los cerca de ocho mil visitantes que año con año pasan momentos con su familia en este lugar en el marco de la tradición, convivencia y fervor durante la celebración de la semana santa.

Localizado en la Octava Sección Cheguigo norte el panteón Miércoles Santo ya luce limpio y con las adecuaciones necesarias como el servicio del agua, esencial en esta fecha, además se realizó el tendido eléctrico para el suministro de la iluminación, y por supuesto la vigilancia policiaca, para garantizar la seguridad de las familias que visiten el lugar mañana.

Ese día y desde muy temprana hora, se podrá notar el ordenamiento de espacios de vendedores de las “regañadas” y dulces típicos, bebidas y productos de la gastronomía local, que serán instalados sobre la calle Emilio Carranza y la cancha deportiva de dicho panteón.

Se augura entonces; con todo el respaldo del ayuntamiento que la estancia de los visitantes será satisfactoria y de forma segura, como parte de esta tradición del pueblo zapoteca dentro de la liturgia de la semana mayor.