Arde bodega de abarrotes

Edicion Impresa

JOAQUÍN HERRERA MEDINA

MATÍAS ROMERO.-

Cuantiosos daños materiales va­luados en varios miles de pesos fue el resultado del fuerte incendio suscitado la mañana de ayer en esta región de la zona norte del Istmo, lo cual provocó que voluntarios y autoridades trabaja­ran intensamente durante varias horas para poder sofocar el fuego.

Los hechos ocurrieron la mañana de ayer en una bodega y una casa ha­bitación, ubicadas en las esquinas de la calle República de Argentina y Uru­guay, de la colonia Hidalgo Sur, perte­neciente al municipio de Santa María Petapa.

Según lo declarado por algunos ve­cinos de ese lugar, siendo las 6:00 ho­ras ocurrió un apagón en toda la zona, restableciéndose minutos después, por lo que se escuchó un fuerte estruendo en el interior de esas instalaciones, pu­diendo observar que de pronto comen­zó a salir humo y enseguida una fuerte llama, la cual rápidamente se propagó en la primer nave, por lo que vecinos dieron parte a las autoridades corres­pondientes.

Al lugar se presentaron elementos de la Policía Municipal de la localidad y de Matías Romero, quienes realizaron el acordonamiento de la zona, poste­riormente hizo su arribo personal vo­luntario del patronato de apoyo a bom­beros al mando del señor Álvaro Ortiz Sierra, quienes con una pipa trataban de sofocar la grandes llamaradas.

El fuego siguió avanzando hasta al­canzar la segunda nave, convirtiéndose inmediatamente en un verdadero in­fierno, alcanzando las llamas una con­siderable altura y una fumarola que se podía observar desde cualquier punto de la ciudad, por lo que los moradores de varios domicilios cercanos tuvieron que ser evacuados.

Al lugar también acudieron tra­bajadores del municipio quienes con dos pipas comenzaron a combatir las intensas llamas, a los pocos minutos también hicieron su arribo personal del Cuerpo de Bomberos de la com­pañía cementera Cruz Azul, quienes se unieron a la frontal lucha, fue horas después el fuego fue controlado en un 80 por ciento y en donde los propieta­rios de apellidos Domínguez Flores, dueños de las tiendas con razón social abarrotes “Bety” ubicadas en el centro de esta ciudad, con tristeza miraban como se había perdido su patrimonio, cabe aclarar que hasta el cierre de esta edición el fuego continuaba.