Liberan 80 iguanas en la Base Aérea Militar número 2

Edicion Impresa

 ESTOS EJEMPLARES HABÍAN sido decomisados por la PGR en un retén, sin embargo no se adaptaron al cautiverio y corrían el riesgo de morirse

 

JOSÉ LUIS LÓPEZ

JUCHITÁN.-

Integrantes del Foro Ecológico Ju­chiteco Asociación Civil, en coordina­ción con le Regiduría de Ecología del Ayuntamiento de Juchitán, liberaron aproximadamente 80 iguanas negras que en días antes habían sido decomi­sadas por las autoridades de la Procu­raduría General de la República (PGR).

El representante del Foro Ecológi­co, Gonzalo Bustillo Cacho, dio a co­nocer que estos ejemplares habían si­do enviados al criadero que se tiene en esta ciudad, sin embargo se determinó mandarlos a su hábitat natural, ya que no se adaptaron al cautiverio y corría el riesgo que murieran.

“Estamos en la Base Aérea Militar número 2, agradecemos las facilidades que nos están dando las autoridades militares para la liberación de aproxi­madamente 80 iguanas que decomisó la Procuraduría General de la Repúbli­ca en un retén, entre Matías Romero y Acayucan”.

Informó que acudieron a este espa­cio debido a éste reúne las condiciones para que estos animales puedan con­tinuar con el ciclo de vida, y concluyan con la etapa de reproducción, ya que la mayoría se encuentra cargada de huevos.

La idea de la liberación de estos ejemplares en este terreno es porque existen las condiciones para que se puedan reproducir, hay arena, están todas las condiciones dadas para que puedan permanecer en este espacio.

Juan Celis, responsable del criadero de iguanas del Foro Ecológico Juchite­co, dio a conocer que existe preocupa­ción debido a que en la temporada de Semana Santa se consumen alrededor de 500 ejemplares diarios, y en su ma­yoría son hembras que se encuentran en el proceso de reproducción.

“En estas fechas se consumen cerca de 500 iguanas diarias, porque los pai­sanos que están fuera del estado llegan de vacaciones a consumir iguanas, y nosotros siempre hemos hecho el lla­mado a las personas que consumen es­te especie que lo hagan con responsa­bilidad, respetando las vedas, para que la especie subsista”.