Juchitán, primer municipio en el país en defender su lengua

Edicion Impresa

Reconoce cabildo juchiteco a niños hablantes del diidxazá

Ti diidxa’ ma’ qui rini’cabe laa ma’ ziyati. Ra zidi’di’ dxi ma huaxie’ xcuidi cani’ diidxazá.

 

JUCHITÁN.-

Juchitán sigue escribiendo su propia historia. Los juchitecos, niños hablantes del diidxaza y la autoridad municipal, han decidido fundar como iniciativa propia y por vez primera en el municipio, la política pública con la que darán la batalla en un esfuerzo conjunto que incluye a padres de familia e instituciones educativas para hacer que la lengua nativa siga viva entre nosotros y revertir la tendencia que alerta sobre el peligro de su posible pérdida.

Durante un acto oficial realizado frente al palacio municipal, en donde asistió en representación del gobernador del estado, el secretario de Asuntos Indígenas de Oaxaca, Francisco Javier Montero López; el cabildo juchiteco hizo un merecido reconociendo público a quiénes han sido considerados como la nueva semilla viva de los binni zá, capaces de reproducir la lengua, por haber demostrado que tienen un dominio oral de ella, pero sobre todo que mantienen viva la esperanza de que el diidxazá recupere la fortaleza y su reproducción en las generaciones presentes y venideras.

Desde la plaza pública que simboliza la práctica de nuestras costumbres y da cabida a una de las actividades ancestrales de los zapotecas, el comercio; la presidenta municipal Gloria Sánchez López sostuvo que las tareas que atienden de raíz la pérdida de nuestra lengua originaria son de orden institucional y somos el primer municipio a nivel nacional que ha tomado la responsabilidad de defender su lengua, además de estar apegada estrictamente a derecho por fundamentarse en la Ley General de Derechos Lingüísticos; pero sobre todo a la vocación de trabajo en favor de nuestra cultura.

Reconocer como gobierno municipal que la pérdida acelerada en el uso de la lengua entre la población, especialmente entre la nueva niñez juchiteca es un problema público, fue el primer paso que llevó a planear e implementar las acciones necesarias, instituyéndose el Programa Municipal Diidxazá Xtinu, y establecer previamente con recursos propios una partida presupuestal para ponerlo en marcha, informó Sánchez López.

Al recocer a los padres de familia que desde sus casas les hablan a sus hijos en diidxazá, la alcaldesa dijo estar consciente del alcance de los estímulos que a través de becas se entregará a los niños zapotecas, ya que es deseo de esta autoridad ofrecerles un mayor apoyo, no obstante, existe una limitante que impone el presupuesto de este ayuntamiento.

“Sabemos y reconocemos que en esta batalla por nuestra lengua existen otros esfuerzos de la sociedad civil; pero nunca antes en Juchitán se había atendido de manera institucional el riesgo de pérdida del diidxazá, pero tampoco se conocen experiencias similares en el país, como la hemos decidido emprender nosotros”, enfatizó la presidente municipal.