“Farmacéuticas lucran con necesidad de los enfermos de SIDA”, paciente

Edicion Impresa

Juchitán es uno de los municipios del sureste del país con más infectados del virus del VIH SIDA.

 

JUCHITÁN.-

José Nieto

“Lo que pasa con el SIDA en México es un problema de Seguridad Nacional, lo que están haciendo los laboratorios farmacéuticos en el país, sobre todo en el sureste, es algo inhumano, ya que están permitiendo que nos infectemos unos a otros del virus del VIH”.

Aron Pérez Arce, de 35 años de edad y originario del Estado de México, relató que contrajo el virus del VIH hace varios años, y en consecuencia infectó a su pareja, y debido a los exámenes clínicos mal realizados su hija nació infectada.

“Las farmacéuticas están haciendo negocios con los medicamentos, a ellos les conviene que haya más infectados, ya que les representa mayores ganancias, y no les importa buscar o dar a conocer la cura, en caso de que ya exista, por lo que, se han presentado las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de la República y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos”.

Pérez Arce se encuentra en la región del Istmo realizando un estudio con respecto al impacto del VIH SIDA en el sureste del país, y en base a esto ha llegado a la conclusión de que, el mayor número de personas infectadas se encuentra en esta zona.

“Juchitán es uno de los municipios más infectados con el virus del VIH, parar esto, le he pedido a la Presidencia de la República que se integre una comisión especializada en investigar el problema que representa este mal en el país, y la atención se dirija a cada uno de los laboratorios”.

Y expliquen el motivo por el cual, la gente de Juchitán y de la región del Istmo se está muriendo de SIDA, al igual que en la Costa y en el estado de Chiapas.

Mientras que, los propietarios de las farmacéuticas viven en las zonas preferenciales del país, disfrutando del dinero que les arrebatan a las familias más pobres del sureste.

“El SIDA no tiene control, los estudios que hemos realizado nos han dejado en claro esto, además de que las farmacéuticas fabrican medicamentos con activos de baja calidad, que no frenan el problema, y a pesar de las amenazas de muerte que he recibido, continuaré luchando en contra de estas grandes empresas”, concluyó.