Reclama Cónsul de El Salvador el cuerpo de migrante fallecido en el 2016

Edicion Impresa

La funeraria “Raysant” se encuentra clausurada desde mayo del 2017, y en su interior se encuentran varios cadáveres de migrantes.

 

CIUDAD IXTEPEC.-

José Nieto/Luis Alberto Hernández

 

El Cónsul de la República de El Salvador, Roberto Wilson Soto, se presentó en las instalaciones de la empresa funeraria “Raysant” ubicado a pocos metros de la estación de ferrocarril, con el objetivo de recuperar el cuerpo de uno de sus connacionales que falleció de manera violenta.

La Fiscalía del Fuero Común con sede en el municipio de Chahuites, inició la carpeta de investigación con fecha 26 de septiembre del 2016, en contra de quien o quienes resulten responsables de la comisión del delito de homicidio culposo, cometido en agravio del migrante que en vida llevara el nombre de David Rubén Pérez Santos, de nacionalidad salvadoreña.

El 25 de mayo del 2017, en respuesta al reclamo de los vecinos de la colonia La Moderna, la Sindica Procurada Municipal Adriana Torres Medina, inspeccionó y clausuró la funeraria “Raysant”, al confirmar que el lugar no contaba con las condiciones óptimas para tratar el cuerpo de las personas fallecidas.

En esos momentos la funcionaria municipal se dijo sorprendida al observar un cuerpo envuelto en nailon y a la intemperie, además de que en esta funeraria se encontraban otros cadáveres, y sus instalaciones no son las óptimas para realizar estos trabajos.

El pasado fin de semana, el cónsul salvadoreño solicitó la anuencia del Ayuntamiento Municipal de esta ciudad, para que, a través de la Sindicatura, se violaran los sellos de clausura y le entregaran el cadáver de David Rubén Pérez Santos.

Ya que, en base a las investigaciones realizadas por la Fiscalía del Fuero Común de Chahuites, el cadáver quedó plenamente identificado tal y como desprende en las constancias que obran en la carpeta de investigación 4064/CH/2016.

Al ser entregado el cadáver del migrante para su repatriación a su país natal, el personal de la Sindicatura Municipal procedió a colocar nuevamente los sellos de clausura en las instalaciones de la funeraria, a pesar de que en el interior se encuentran otros cadáveres de migrantes, que aún no han sido reclamados.