Le dan el último adiós a líder cetemista asesinado

Edicion Impresa

Antes de depositar el féretro en su tumba, sus familiares agradecieron las muestras de solidaridad y apoyo a los presentes.

 

MATÍAS ROMERO.-

Joaquín Herrera Medina

Después de varios días del asesinato del líder cetemista Alfredo Ramos Villalobos, ocurrido el 28 de febrero del presente, familiares, amigos, vecinos e integrantes de la CTM despidieron con lágrimas y tristeza al sindicalista istmeño.

Ramos Villalobos fue asesinado a las puertas de su domicilio, tal como se informó en tiempo y forma, los hechos ocurrieron cuando el líder cetemista regresó con su esposa de la feria de San Matías, al intentar abrir el portón de su domicilio, ubicado sobre calle Ciprés número 7 de la colonia los Robles Oriente, fue sorprendido por dos sujetos desconocidos, quienes llegaron a bordo de una motocicleta y le propinaron dos balazos que le ocasionaron la muerte.

A partir de esa fecha las muestras de apoyo por parte de familiares y amigos, así como miembros de su sindicato no se hicieron esperar y estuvieron acudiendo a su domicilio para demostrar su solidaridad a la familia, y escoltarlo hasta su última morada.

Fue así que después de esperar cuatro días, para el arribo de sus seres queridos provenientes de otros países, el cortejo fúnebre partió al descanso municipal, donde entre lágrimas, recordaron al amigo, que cobardemente le arrebataron la vida.

Antes de depositar el féretro en su tumba, sus familiares agradecieron las muestras de solidaridad y apoyo a los presentes.

“Alfredo Ramos fue un hombre de principios y siempre apoyó a los más necesitados, por lo que será recordado para siempre como un gran líder”, enfatizó Artemio Rodríguez Cruz.