Arranca el operativo Cuaresma Limpia

Edicion Impresa

Se aplicarán sanciones y suspensiones en aquellos negocios en donde se detecten irregularidades

 

JUCHITÁN.-

José Nieto

“Nos hemos reunido con las autoridades municipales de la región del Istmo, con el objetivo de capacitarlos con respecto al manejo de pescados y mariscos para la venta del público en general”.

Daniel López Regalado, jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 2 con sede en esta ciudad, detalló que, ha convocado a las autoridades municipales para unir esfuerzos en lo que respecta a la vigilancia que realiza esta institución en los expendios de alimentos y bebidas ubicados en la vía pública para que cumplan con los requisitos sanitarios.

El funcionario anunció que, ayer el jueves 1 de marzo, inició el operativo “Cuaresma Limpia 2018”, a través del cual, el personal de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) intensifican la vigilancia de comercios expendedores de pescados y mariscos, a fin de proteger el bienestar de la población, así como de los visitantes nacionales y extranjeros.

El entrevistado explicó que, tienen programado realizar mil 276 inspecciones, siendo dos plantas de productos pesqueros, 383 pescaderías, 781 ostionerías y restaurantes, 92 purificadoras de agua y 18 fábricas de hielo.

“También tendremos guardias permanentes de nuestro personal verificador del 26 de marzo al 01 de abril en playas, balnearios y centros de concentración masiva como Magdalena Tlacotepec, Santiago Laollaga, Santa María Mixtequilla, Jalapa del Marqués, Río Ostuta, Santo Domingo Zanatepec, Río Grande, Río Ajal, así como Ensenada La Ventosa, Salinas del Marqués, Estero Guié, Playa Vicente estos últimos pertenecientes a este municipio”.

Dejando en claro que, el objetivo de este operativo es para evitar enfermedades o brotes de intoxicación que puedan poner en peligro la salud de los consumidores, para ello, se estarán tomando muestras de los productos de mar, del agua de las purificadoras, hielo y platillos preparados en restaurantes y marisquerías para examen bacteriológico y cólera.

Y en caso de encontrar alguna irregularidad en el producto o en el establecimiento, se aplicarán medidas de seguridad como destrucción de la mercancía, sanciones y suspensiones temporales o totales de actividades.