ANTE LA DESGRACIA Incrementan costo de mano de obra y materiales de construcción

Edicion Impresa

*Albañiles, tiendas de materiales, y camioneros materialistas duplicaron el precio de sus ofertas.

JUCHITÁN.-

José Nieto

 

Abusando de la desgracia en la que se encuentra la mayoría de los habitantes de los pueblos del Istmo, comerciantes de materiales de construcción, albañiles y peones, así como, camioneros materialistas, han duplicado el precio de sus ofertas.

Pasado el temor generado por el terremoto del pasado 7 de septiembre, y sus réplicas subsecuentes, aprovechándose de la necesidad de la gente de reforzar, reconstruir, o demoler sus viviendas, los albañiles exigieron el pago de 500 pesos por jornada laboral, cuando un día antes del desastre cobraban 350 pesos, y sus ayudantes de 250 a 350 pesos.

Por su parte los propietarios de camiones materialistas incrementaron el precio de la arena de 1300 a dos mil pesos, en algunos lugares hasta los 2500 pesos, efecto que también se aplicó en la grava y cementante.

“No es justo, lo que están haciendo los dueños de los camiones de volteo, están viendo cómo está la situación de los paisanos y toda vía les roban lo poco que tiene la gente en desgracia”, señaló Roberto López, quien denunció el cobro indebido.

A pesar de las buenas intenciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), de proteger los ingresos de las familias afectadas por el terremoto, las tiendas que se dedican a la venta de materiales de construcción condicionan a sus clientes con respecto a la fecha de entrega de sus compras.

“Los pedidos de cemento lo estamos entregando en una semana”, fue lo señalado por un empleado de la empresa “Construtorama” a uno de los clientes que le solicito una tonelada del producto, el cual fue pagado con la tarjeta de Bansefi.

En días pasados en la ciudad de Tehuantepec la Profeco clausuró la tienda de materiales López Lena, por encontrar irregularidades en la lista de los precios.

El personal de la Profeco recomendó a los clientes tener cuidado en el tema de los materiales que compran, sobre todo en las varillas, ya que, existe un material de segunda o “Reciclado”, el cual no es recomendable utilizar para la construcción de las estructuras de las viviendas.