Muere atropellado

Edicion Impresa

Jesús Méndez

Salina Cruz.-

Un peatón de 40 años de edad falleció tras ser atropellado por un automovilista, quien se dio a la fuga; la unidad de motor circulaba con dirección a la ciudad de Tehuantepec, sobre carretera Transístmica a la altura del Mercado Zonal, cuando probablemente el hoy occiso  se disponía a cruzar la  carretera.

Los hechos tuvieron lugar a las 22:00 horas del sábado, cuando probablemente  la víctima intentaba cruzar el carril de la arteria antes mencionada y sucedió la desgracia.

En ese momento, según testigos, el joven no se percató de que venía un  auto  y fue embestid brutalmente y  voló por los aires; otras personas aseguran que al estar parado en la orilla de la carretera el joven resbaló y fue atropellado,  quedando el cuerpo inerte en medio de la cinta asfáltica.

Al correr a ayudarlo, los transeúntes  fueron testigos como fue embestido nuevamente por otro carro que venía de Tehuantepec circulando a exceso de velocidad, quien le pasó las llantas en medio del cuerpo, partiéndolo en dos pedazos  siendo arrastrado  varios metros más adelante, quedando regado por toda la carretera las vísceras.

Paramédicos a bordo de las ambulancias Cruz Roja y Oram sólo confirmaron el deceso del joven de aproximadamente 40 años de edad que se encuentra en calidad de desconocido, ya  que  entre sus pertenencias no llevaba ningún documento que acreditara su identidad, quien vestía playera de color azul con rayas y pantalón mezclilla de color azul y tenis de color blanco tipo converse.

Al lugar hicieron su arribo diferente corporaciones, tanto Municipal como Estatal, así como Protección Civil, quienes se encargaron de abanderar la zona en espera de la Agencia Estatal de Investigaciones para llevar a cabo las diligencias correspondiente y trasladar el cuerpo al anfiteatro para le necropsia de ley, en espera de que algún familiar  lo reconozca, para que se le de sepultura de acuerdo a sus creencias y costumbres.

 

El occiso fue atropellado y partido en dos pedazos, siendo arrastrado  por un automóvil varios metros más adelante, quedando regadas las vísceras por toda la carretera