Se cancela dragado en Copalita y Huamuchil

Edicion Impresa

Intereses mezquinos de la APDPSDM se antepusieron al beneficio de más de 500 pescadores, aseguró la edil Teresita de Jesus Cruz Ojeda

 

Dioscelina Trujillo Martínez

Juchitán.-

 

“Lamento que por la  cerrazón y negativa de los integrantes de la Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar, se haya tenido que cancelar dos obras que vendrían a representar beneficio para más de 500 familias de pescadores y al mismo tiempo celebró que el  pueblo de San Francisco del Mar si haya recibido la obra que beneficiará sus habitantes”, expresó Teresita de Jesus Cruz Ojeda, alcaldesa de San Dionisio del Mar, al referirse a la cancelación del dragado en Copalita y Huamuchil.

La presidenta municipal indicó que desde un principio APDPSDM no aceptó privilegiar el diálogo, siempre estuvieron apostando a la violencia, negándose al progreso y al no contar como autoridad con las vías de acuerdo, ni tener recursos para negociar.

Se dijo que la Secretaría general de Gobierno y la Comisión Nacional de Pesca y Acucultura (Conapesca) sería las encargadas de concertación, sin embargo no se logró y hoy se hace de manera informal este anuncio de cancelación de la estas obras, se habla de que se acordó que en un plazo no mayor a cinco días se retirará las maquinarias y equipo de dragado que había instalado en playa Copalito en San Dionisio del Mar y en Bahías Huamuchil.

Explicaron que en una reunión general donde participaron el representante de CONAPESCA, Óscar David Bernal y de la Secretaría General de Gobierno a cargo de Emmanuel Romero Morales, se determinó el retiro del equipo ante la falta de información precisa respecto al proyecto que habían solicitado los integrantes de la asamblea de San Dionisio del Mar.

Señalaron que el representante de CONAPESCA explicó que la llegada de la maquinaria y equipo de dragado era para beneficiar a los pescadores de este municipio, esto fue como parte de un recurso del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), que es ejecutado por la CONAPESCA y que por tratarse de un proyecto emergente no requerían estudios de impacto ambiental y que es muy urgente la aplicación de los recursos.

“Se habló mucho de los beneficios pero CONAPESCA no proporcionó los datos y documentos que le solicitamos, por eso la asamblea decidió rechazar el proyecto y ellos aceptaron retirar su maquinaria de buena voluntad, esto es un triunfo para nosotros porque sabemos que detrás de todos estos proyectos está la reactivación del proyecto eólico de la Barra Santa Teresa que está detenido por un amparo que se ganó, pero que en cualquier momento se puede reactivar, seguimos en resistencia”, expresaron.

Según datos de CONAPESCA a través de su dirección general de Infraestructura, esta comunidad indígena ikoots resultó beneficiada ante la declaratoria del Fonden de las lluvias ocurridas con la tormenta tropical Beatriz que afectó esta región oaxaqueña en el mes de junio.

La obra consistía en realizar un embarcadero para reactivar la actividad productiva lagunar y que también comprendía el desazolve de la laguna de Playa Copalito y de Bahías de Huamúchil.