Gracias a la PF turistas molestos dejan pasar ambulancia con enfermo

Edicion Impresa

Inconformes por el bloqueo carretero registrado en “El Caracol”, visitantes del Estado de México y Zacatecas, quedan varados en el “retén”

 

Florentino Bohórquez Jarquín

Tehuantepec.-

Durante el bloqueo que se registró en “El Caracol”, turistas molestos que viajaban en autobuses, no dejaban pasar una ambulancia con enfermo que venía de Tequisistlán al hospital, gracias a la intervención de la Policía Federal la dejaron pasar.

Venían en un autobús e iban al Estado de México y a Zacatecas, cuando se encontraron con este bloqueo, ahí el señor Javier Covarrubias Amaya dijo que vienen hacer turismo con la familia a Oaxaca y los reciben con este retén, vienen en un autobús sin aire acondicionado el cual ahí parado no lo pueden tener prendido por los costos, ¿qué recomendaciones vamos hacer del estado de Oaxaca con este bloqueo?

Por esto se molestaron al no poder pasar y tomaron la decisión también de bloquear a la ambulancia y a taxis locales que estaban levantando pasaje para Tehuantepec y no dejarlos salir, a pesar de que ahí dialogó el coordinador de Protección Civil, Jesús González Pérez con ellos, los medios de comunicación que dejaran pasar la ambulancia y taxis, ya que los taxistas pretendían llamar a sus compañeros y podía registrarse un zafarrancho, no quisieron.

Por lo que llegó el comandante Juan Méndez, de la Policía Federal, a dialogar con ellos dentro de lo que ellos llaman “Proximidad Social”, que de manera oportuna llegó y de esta manera dejaron pasar la ambulancia para que no pusieran en riesgo la vida del paciente, de la misma manera los exhortó a que dieran la vuelta y viajaran por la carretera rumbo a Veracruz.

Lo cual lo pensaron un rato y a través también del convencimiento y apoyo de Protección Civil, se convencieron que era mejor continuar el viaje por este lado y no permanecer en riesgo y con niños y adultos en ese lugar y optaron por retirarse del lugar de regreso hacia Tehuantepec y los taxistas también lograron salir del atolladero.