Vecinos se quejan por fuga de aguas negras

Edicion Impresa

Exigen a la autoridad municipal solución al problema, ya que les afecta en la salud y economía

 

José Luis López

Juchitán.-

Vecinos del callejón Los Cocos y la calle Cuauhtémoc de la Octava​ Sección de la ciudad de Juchitán, se quejaron por la fuga de aguas negras, que desde hace varias semanas los ha estado afectando.

Rosalinda Jiménez, una de las afectadas por esta fuga, señaló que a raíz del desbordamiento del río por la tormenta tropical “Beatriz”, el drenaje colapsó y desde entonces las aguas residuales han estado afectando a los vecinos.

“Desde que hubo el problema de la inundación quedamos en estas condiciones, hemos tenido mucha paciencia, ya todos nos reunimos a platicar con la presidenta, vinieron según para solucionar, han venido varias veces pero no hay solución, entonces ya no sabemos a dónde más acudir, pues como autoridad creo que ellos deberían de solucionar esto, pero nada más vienen, escarbaron por allá, escarbaron de aquel lado y no vemos solución, estas aguas es de todos los días, vivimos en esta agua podrida”.

Aseguraron que varias de las personas que habitan en esta zona han presentado problemas de salud, por lo que urgieron a las autoridades para que atiendan este problema. “Incluso aquí mi esposo y mis hijos se han estado enfermando de fiebre y vómito”.

Agregó que en esta zona de la ciudad se instalan vendimias que también se han visto afectadas en sus ingresos. “Todas las personas que tenemos nuestro pequeño negocio aquí en las mañanas nos afecta, ya que la gente ve esas condiciones y no compra, mejor se va al mercado”.

Lamentó que hasta el momento no se haya podido resolver este problema, “nos hemos organizado varios del callejón Los Cocos, porque el callejón es donde más les afecta, pues aquí por rato el agua se calma, pero ya en la tarde vuelve otra vez lo mismo, o sea que no hay solución de estas aguas negras que ha estado pasando por acá”.

 

Rosalinda Jiménez, una de las afectadas por esta fuga, señaló que a raíz del desbordamiento del río por la tormenta tropical “Beatriz”, el drenaje colapsó y desde entonces las aguas residuales han estado afectando a los vecinos