Asalto domiciliario dejó un muerto y un lesionado

Edicion Impresa

La hoy occisa respondía al nombre de Felícitas Enríquez Toledo, de 68 años de edad, quien era pensionada de Telégrafos

Luis Alberto Hernández

Ciudad Ixtepec.-

Elementos de la Policía Municipal fueron movilizados la tarde de ayer a las 17:15 horas, los hechos ocurrieron sobre la avenida Cuauhtémoc y Benito Juárez de la Primera Sección, unas personas fueron lesionadas en la cabeza con un objeto contuso, provocando a unas de ellas la muerte al instante, mientras la otra víctima fue trasladada al nosocomio de esta ciudad por elementos de Rescate Urbano.

Los uniformados arribaron al lugar de los hechos, quienes tomaron conocimiento y les fue informado que efectivamente había una persona sin vida y la otra gravemente herida al interior del domicilio particular, las víctimas habían recibido un fuerte golpe con martillo parte de los delincuentes  y dicho martillo se encontraba tirado en el suelo.

Se presume que los ladrones antes de cometer este delito entraron sobre una brecha y  después ingresaron al domicilio particular para realizar su cometido  para lograr  robar al interior de la casa.

Se indaga que los sujetos entraron a las habitaciones para revisar las pertenecías y lograrse llevarse dinero y joyas del interior, pero presuntamente las dueñas del domicilio al percatarse de lo que sucedía sorprendieron a los ladrones quienes se fueron encima de las agraviadas provocándoles fuerte heridas a ambas hermanas, dejando una persona muerta y una herida.

De inmediatamente dieron parte a la fiscalía y de la Agencia Estatal de Investigaciones quienes se trasladaron  al lugar donde se reportó el deceso  precisamente hasta el domicilio particular sin número de la calle Cuauhtémoc, lugar donde se hizo constar la existencia de un cadáver del sexo femenino, que presentaba golpes contusos en la parte del cráneo.

Los perritos realizaron las diligencias de inspección ocular del cadáver de la mujer que en vida respondía al nombre de Felícitas Enríquez Toledo, de 68 años de edad, quien era pensionada de Telégrafos y jefa de estación de ferrocarriles, mientras su hermana quien lucha por su vida en el nosocomio de esta ciudad responde  al nombre de Natividad Enríquez Toledo, de 57 años de edad.

Asimismo, los agentes ministeriales dieron la orden de levantar el cuerpo para realizar la necropsia de ley, donde se iniciara un legajo de investigación por el delito de homicidio calificado en contra de quien o quienes resulten responsables de este crimen.