Ejecutan a taxista de El Espinal

Edicion Impresa

El ahora occiso también se desempeñaba como elemento de la Policía Municipal de El Espinal

 

Roberto Galindo

Juchitán.-

 

José Luis Martínez Paredes, de 43 años, fue asesinado a tiros por desconocidos, mismos que según testigos viajaban en un vehículo de color gris modelo Platina.

Este sangriento hecho tuvo como lugar sobre la carretera estatal del tramo Juchitán -El Espinal, a unos metros del Motel El Paraíso, fue justamente en el tope donde los ahora homicidas le dieron alcance al taxista y sin más lo rociaron de plomo.

Luego de la agresión, los desconocidos se dieron a la fuga en la misma unidad de motor en la que viajaban, dejando atrás sólo una estela de olor a pólvora y muerte, ya que el taxista quedó dentro de la unidad de alquiler del Sitio Juárez con número económico 1612.

El taxi quedó a un costado de la carretera, y testigos solicitaron la ayuda de la policía al servicio de emergencias, elementos de la Policía Municipal de El Espinal llegaron al lugar y conformaron que el chofer estaba sin vida, por lo que no hubo necesidad de que alguna ambulancia llegara a la zona.

Minutos después, el taxista fue reconocido por los mismos municipales quienes comentaron que esta persona es elemento activo de la Policía Municipal de El Espinal y cuando está de descanso se dedicaba a conducir un taxi.

Elementos del Ministerio Público de esta ciudad fueron informados sobre la ejecución del taxista, por lo que se trasladaron al lugar personal de la Agencia Estatal de Investigaciones quienes realizaron las diligencias correspondientes.

En el lugar fueron asegurados cerca de 13 casquillos percutidos calibre 9 milímetros, y posteriormente el cuerpo del policía y taxista fue retirado de la unidad que conducía y llevado al anfiteatro local.

Con esta ejecución se ha iniciado una averiguación previa por el delito de homicidio en contra de quien o quienes resulten responsables, cabe mencionar que la unidad en la que huyeron los agresores fue buscada pero este resultado fue negativo.

 

En el lugar del crimen fueron asegurados cerca de 13 casquillos percutidos calibre 9 milímetros