Muere paisano de Ixtepec en EU

Edicion Impresa

Agencias

Ciudad Ixtepec.-

Un paisano de Ixtepec publicó en Facebook su último adiós, minutos antes de morir en un trágico accidente en los Estados Unidos.

Diego Sánchez Suárez, originario de Ciudad Ixtepec y vecino de la colonia Los Laureles, partió de estas tierras jeromeñas hace poco más de dos años en busca del sueño americano.

Nunca se imaginó que perdería la vida en el vecino país del norte.

TRÁGICO ACCIDENTE CARRETERO

La madrugada del pasado sábado, a través de la red social Facebook, Diego, quien en Ixtepec era talachero, pero en la Unión Americana se desempeñaba como talamontes, comentó que acudiría a una “party”.

Mejor conocido como Cholín, Diego publicó en su muro un video en el momento en que se encontraba en una discoteca, con el título “Aquí pisteando”.

Luego de terminar la juerga, testigos aseguraron que Diego subió a un vehículo marca Scion TC, modelo 2006, en compañía de cuatro sujetos.

Minutos más tarde la unidad de motor sufrió un aparatoso accidente y el único que murió fue Diego.

Estos hechos ocurrieron sobre la Carretera Interestatal número 1-75, cerca de la rampa de salida al Monte Sion Road, del condado de Boone County, Kentucky.

Fuentes policiales aseguraron que en interior del vehículo no se encontró a nadie, ya que -según testigos- los ocupantes descendieron y fueron recogidos por una segunda unidad de motor, sin que se percataran de la ausencia de Diego.

REPORTAN DESAPARICIÓN DE DIEGO

Su desaparición fue reportada la mañana del pasado domingo por familiares del hoy occiso.

La Policía del condado estableció un perímetro de búsqueda donde ocurrió el trágico accidente.

Fue hasta este martes a las 15:15 horas, que el cuerpo del malogrado ixtepecano fue encontrado en una zanja.

Cabe resaltar que el hoy occiso era devoto de la Santa Muerte, y un día antes de perder la vida publicó en su muro una imagen de la llamada “Niña blanca” con fotografías de él en vida.

En forma paradójica, la foto muestra el rostro de Cholín en un vehículo color amarillo, con el dedo de la huesuda apuntándole.

YA TENÍA SU HORA MARCADA

La muerte a la que tanto veneraba ya le tenía marcada su hora, y se lo llevó a sus 25 años de vida.

Sus familiares esperan la llegada del cadáver a Ciudad Ixtepec este fin de semana para darle sepultura según sus creencias.