Tras 21 años de lucha ex trabajadores del ingenio azucarero logran obtener títulos de compra-venta

Edicion Impresa

Los terrenos cuentan con los servicios básicos de agua potable, energía eléctrica, drenaje sanitario y pluvial

José Luis López

Juchitán.-

Después de 21 años de exigir sus derechos, el comité de trabajadores del ex Ingenio Azucarero José López Portillo de la población de El Espinal, lograron obtener los títulos de compra venta de sus predios en la colonia que lleva el mismo nombre de esta fábrica.

Mariano Santana Blas Toledo, representante de los ex trabajadores del Ingenio Azucarero José López Portillo, dio a conocer que desde el año 1995 tras el cierre de esta fábrica, los obreros iniciaron con esta larga lucha.

 “Somos 400 ex trabajadores que hicimos este movimiento, pero nuestro movimiento fue dentro del reglamento, dentro de la ley, nunca hicimos un cierre de carretera para afectar a terceros, nunca fuimos a las dependencias a cerrar para afectar también a los trabajadores de los gobiernos que nosotros hemos estado visitando, visitamos al gobierno de Diódoro Carrasco, nos dio la espalda, visitamos al gobierno de José Murat, nos dio la espalda, visitamos al gobierno de Ulises Ruiz, nos dio la espalda, pero gracias, por eso agradecemos al presidente que fue aquel entonces en El Espinal, Oaxaca, el licenciado Raúl Benítez, que fue el que nos abrió la puerta con los gobiernos del estado, con el actual gobierno que ya está de salida de Gabino Cué Monteagudo, cuando se abrió la puerta tuvimos la facilidad de dialogar y llegar a un buen acuerdo, va saliendo él en estos días, nosotros estamos recibiendo ya nuestro contrato de compra venta, que existe aquí en mi mano para cada uno de mis compañeros trabajadores, la forma en que nosotros dialogamos con el Gobierno del Estado, sí estamos comprando los lotes pero simbólico, esto se llama simbólico por la cantidad de 5 mil pesos, el Gobierno del Estado está absorbiendo lo demás”.

Informó que estos terrenos ubicados en las inmediaciones del ex ingenio cuentan con los servicios básicos de agua potable, energía eléctrica, drenaje sanitario y pluvial.

Mariano Santana Blas Toledo dio a conocer que desde el año 1995 tras el cierre de esta fábrica, los obreros iniciaron con esta larga lucha