Las bondades de crear negocios

Edicion Impresa

 

Uno de los principales motores económicos en el mundo occidental y del sistema económico del cual México forma parte es la iniciativa privada: aquellos particulares que deciden destinar sus recursos a la formación de una empresa. En México, por ejemplo, 7 de cada 10 empleos son generados por pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con datos del INEGI. Y el porcentaje seguramente sería mayor si las facilidades para abrir un negocio fueran más accesibles. El más reciente reporte del Banco Mundial indica que las condiciones no son del todo favorables.

El organismo presentó ayer su más reciente estudio sobre la facilidad para hacer negocios (Doing Business) en 190 países. Aunque México aumentó ligeramente su calificación respecto al estudio previo (pasó de 71.95 a 72.29) cayó dos lugares en la clasificación general al ubicarse en el lugar 47, contra el 45 del registro anterior.

Para la realización del estudio el Banco Mundial evaluó 10 variables, de las cuales en cuatro hubo mejoras, en tres no se registraron cambios y en tres hubo retroceso.

El aspecto más débil del país es el pago de impuestos, pues se encuentra en el lugar 114 de las 190 economías analizadas. En cambio, en obtención de crédito se encuentra entre los mejores 5 países para obtenerlo. Una investigación de este tipo debe ser considerada clave para las acciones que debe tomar la autoridad. Los aspectos a mejorar son bastante claros en el documento.

En América Latina, México es la nación mejor posicionada. Aunque encabezar a la región es un aliciente, el objetivo ahora debe ser compararse con naciones de un tamaño más parecido a nuestro país: Irlanda, Polonia o España, por citar sólo a tres. Esas economías se encuentran en los lugares 18, 24 y 32, del mencionado reporte. Esos sitios son los que hay que aspirar a ocupar para que pueda hablarse de un avance real.

Dar todas las facilidades a la creación de negocios puede mejorar de manera general varios aspectos de cualquier país. De acuerdo con analistas del propio Banco Mundial contar con reglas simples y fáciles es una señal de que un gobierno trata a sus ciudadanos con respeto; además, como consecuencia natural se da un mayor emprendimiento y una mayor adhesión al Estado de derecho.

Adicionalmente, en México otorgar mayores facilidades para la apertura de negocios puede tener otras consecuencias positivas; entre ellas, el abatimiento del comercio informal que, si bien es originado por causas más complicadas que por trámites tortuosos, se vería disminuido si las condiciones para constituirse formalmente fueran más accesibles. Las ventajas de facilitar nuevos negocios son muchas, hay que impulsarlas y aprovecharlas.